El clásico quedó pintado de rojo

Independiente le arruinó la tarde a Atlético, que en su cancha perdió el invicto y la punta.





Cristian Holgado (Atlético) despeja ante la presión de Artigau (izquierda) y Monserrat.

RIO COLORADO (ARC) Independiente volvió a salir airoso del clásico local al imponerse ayer a Atlético por 2 a 0 válido por la segunda fecha del torneo Clasificatorio al Integración.

De esta manera los "rojos" continúan manteniendo el invicto y se perfilan como serios candidatos a obtener también una plaza para este torneo regional.

Sin bien este choque había generado mucha expectativa, los primeros minutos de juego lejos estuvieron de ofrecer el fútbol que se esperaba. Los dos equipos salieron a la cancha con la intención de neutralizar al rival, cortando todo circuito creativo en la mitad de la cancha. Marca pegajosa y mucha pierna hacían imposible poder enhebrar dos pases seguidos.

Vale señalar como atenuante que no se alistaron en Independiente el estratega Darío Posadas y los goleadores Cristian Gatiús y Luis Miranda, mientras que en los "verdes" Juan Roca y Diego Sosa fueron al banco por lesiones.

Recién a partir del minuto 38" se animó el partido donde se soltaron algunas marcas y en siete minutos hubo cinco situaciones claras no concretadas.

Un tiro libre de Lucas Funaro fue desviado por el arquero Carlos López cuando todos gritaban gol y enseguida respondió Atlético vía Juan Cruz Alonso que disparó desde media distancia.

Nuevamente tuvo su chance el "rojo" con pelota parada en los pies de Mariano Alaniz que cerca estuvo de anotar el primero, y el propio jugador sacó un tremendo remate de media distancia que dio en el travesaño. En el último minuto de la etapa Mario García inquietó el arco defendido por Norman Bilbao.

En la segunda mitad, el trámite continuó siendo discontínuo y con muchísimas faltas en la mitad de la cancha. Sin embargo insinuaba más Independiente que trasmitía mayor ambición por quedarse con el partido. La apertura del marcador llegó luego de un violento disparo de Luciano Alaniz que el golero López no pudo contener y ahí estaba Diego Bilbao para empujarla al fondo de la red.

Jugado enteramente al ataque, Atlético quedó desprotegido en el fondo y esto facilitaba los contragolpes de la visita. Y el segundo no tardó en llegar. Exquisita combinación de Lucas Millán con Juan Artigau, que este último culminó con suave toque a la izquierda del arquero para anotar el segundo.

No hubo tiempo para la reacción del local y otra vez Independiente festejó en un clásico.

La Adela y Villa Mitre fueron un canto al gol

RIO COLORADO(ARC) - La Adela y Villa Mitre igualaron ayer en un entretenido encuentro con muchos goles -hubo tres de cada lado- y alternativas cambiantes durante los noventa minutos.

Arrancó mejor el equipo pampeano que de entrada quiso imponer el ritmo y lo logró merced al buen trabajo de Diego Maldonado.

La Villa que llegaba a este encuentro golpeado por la goleada de la fecha anterior y con cambio de técnico incluído, intentaba capear el temporal.

Sin embargo La Adela concretó en la red el dominio territorial y con tanto de López, Burtre y Pereyra sacó claras ventajas.

Los mitrenses no se entregaron y fueron a buscar el descuento que llegó tras u tiro libre que ejecutó Marcelo Luna para achicar la brecha. Entonado fue por más y nuevamente Luna anotó el segundo.

Sobre la expiración misma del partido, el "jujeño" Darío Párraga se la jugó la personal y fue derribado dentro del área. Penal que el propio Párraga cambió por gol.

En definitiva, el empate terminó siendo un merecido premio para los dos equipos, que si bien con diferentes estilos, dejaron todo en la cancha. Y eso valora sobremanera sus desempeños.

¡Qué salvada la de Defensores!

RIO COLORADO (ARC) - ¡Cuánto le cuesta a Defensores de la colonia ir a jugar a la reducida cancha de Buena Parada! Ayer logró empatar un partido que se le complicó desde el mismo inicio y a punto estuvo de perderlo.

Al igual que el partido disputado en el torneo anterior (ganó Buena Parada 1-0) los locales se mueven bien en un terreno difícil y de poca superficie.

Y a la visita le duele horrores este tipo de choques, donde no puede hacer uso de la velocidad de sus delanteros ni pararse de contragolpe como se sienten más cómodos.

Mientras los "colonos" trataban de leer el partido, Buena Parada hacía lo que sabe hacer: presión en la salida, que la pelota no llegue limpia a los creadores rivales y apostar a lo que pudiera inventar Nelson Bilbao.

A todo esto se le sumó Matías Ferrada, un jugador que viene de las divisiones inferiores y que ya ha demostrado que está para grandes cosas. El mismísimo Ferrada completó un buena jugada colectiva para decretar la apertura del marcador y desatar la alegría de los locales.

El técnico visitante movió el banco para encontrarle una salida a la encrucijada que le plantaba el elenco "fortinero", pero los minutos pasaban y no se lograba la igualdad. Hasta que apareció en escena Eric Poblete, otra joven promesa del fútbol local, que anotó la igualdad para que su equipo no se marche con las manos vacías y se ubique en la punta del torneo.


Comentarios


El clásico quedó pintado de rojo