"El clientelismo es un Estado dentro de otro Estado

ENTREVISTA a



El candidato a gobernador por el MARA, Eduardo Rosso, propuso una política de promoción y desarrollo de Río Negro basada en "los actuales hacedores" de la economía provincial.

Entendió además que la descentralización a los municipios debe alcanzar al cobro impositivo de patentes e inmobiliarios, pero igual condicionó cualquier cesión provincial a un pacto fiscal, que también establezca exigencias de reformas estructurales a los estados locales.

Sin vacilar, Rosso inicialmente consideró que los cambios del Estado pendientes se deben direccionar a "las empresas satélites, que no consolidan en el presupuesto y son agujeros negros". El candidato agregó que "la otra cuestión es la presencia de un Estado dentro de otro Estado, basado en el manejo político clientelar y gasto político. Se genera en el sistema de construcción de infraestructura, de compra y asistencia social, bajo muchas formas, como empleos encubiertos, consultoras y sobrefacturaciones" -Este análisis parece dirigido a que un gran Estado en Río Negro hoy sólo se explica para mantener un aparato partidario.

-Sí, es la conclusión. Por eso, hay que recrear una democracia institucional y capitalismo económico. Hoy no hay división de poderes y además las reglas de contrataciones no están claras, pues existen muchos bolsones de transacciones que no responden a otra regla que los mecanismos de poder y amigos transitorios.

-¿Ese escenario puede contrarrestarse con la descentralización hacia los municipios?

-Sí, hay que alentar un fortalecimiento institucional ya que, actualmente, el municipio -en esta provincia postrada- está centrado en el clientelismo.

-¿Qué funciones Ud. delegaría en los municipios?

-Hay que ceder algunas facultades impositivas, como el cobro de patente e Inmobiliario. Pero esa descentralización debe darse con un pacto fiscal entre los municipios y la provincia. No se soluciona nada si se transfieren programas a intendentes mañosos y poco transparentes. Hay que fijar pautas comunes para los municipios, con cumplimiento de reformas estructurales y ligadas a metas de mejor coparticipación.

-Esa descentralización, ¿hasta dónde alcanzará a salud y educación?

-El mantenimiento de la infraestructura social debe estar a cargo de los municipios. Hay que recuperar la escala institucional. Por ejemplo, en salud advierto que los municipios deben tener una fuerte intervención en prevención y atención primaria y dejar la complejidad para la provincia.

-¿Está de acuerdo en entregar los órganos de control a la oposición?

-No. Además, la oposición sería el actual gobierno. Pero igual no creo en esas cosas porque siempre los arreglos de las grandes estructuras terminan escapando al control. Los miembros de los órganos deben designarse por concurso público. Hay que despartidizar esas estructuras -Río Negro logró una buena herramienta de desarrollo con el préstamo del BID. ¿Qué rol asigna al Estado en el impulso a la producción?

-El desarrollo no depende de los gobiernos. Lo hacen los inversores, los hacedores, el sector privado. El Estado debe brindar segu

ridad jurídica, es decir, recrear reglas de competencia -como las divisiones entre los poderes- y no que la manifestación económica termine dominada por los amigos del poder y no exista sana competencia.

-Pero, ¿cuál debe ser entonces el aporte estatal?

-Además, la ampliación de los mercados internacionales, la búsqueda de metas de calidad y estándar sanitarios para recuperar mercados. Debe existir una política gubernamental que incorpore gestión al efecto imitación, es decir, que se promueva al hacedor en cada zona concreta y vaya incorporando a otros. Las políticas generales son demagógicas y terminan beneficiando a los amigos. No creo en los microemprendimientos, pues es una estafa social y no reactiva la economía. Hay actividades donde los hacedores demostraron que se puede, hay que montarse en esos actores y avanzar con el desarrollo. El Estado no es el que digita, sino los hacedores quienes muestran el camino. (AV/AR)


Comentarios


"El clientelismo es un Estado dentro de otro Estado