El Codema controlará la central térmica

El Instituto de Viviendas de Bariloche anunció que habrá un estricto control durante la construcción de la central térmica, que estará muy cerca de un futuro asentamiento habitacional.



#

Si la empresa que construirá la nueva central no presenta o resguarda el medio ambiente paralizarán la obra.(Foto: Archivo )

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Instituto Municipal de Tierras y Viviendas informó que el Codema junto a técnicos de Medio Ambiente del municipio inspeccionarán mañana las tramitaciones y el avance de obras de la central térmica que se emplazará en la zona Este para apuntalar el servicio de energía eléctrica de la ciudad. La central concesionada por Enarsa a la empresa So Energy Argentina SA, que debería entrar en funcionamiento a principios de julio, contempla la instalación de 20 generadores diesel, tanques de combustible y playa de maniobra, en una parcela de 3 has contigua a la estación Transformadora La Paloma. El emplazamiento, donde avanzan los trabajos de desmonte y nivelación de suelos autorizados por el municipio sin estudio de impacto ambiental, está ubicado a unos 300 metros de un loteo social impulsado por el Imtvhs y del fraccionamiento privado Las Victorias III, donde se asentará medio millar de familias en los próximos tres años. El presidente del Instituto, Oscar Zamora, aseguró ayer que “Obras Públicas controla a diario solo se hagan los trabajos preliminares autorizados por el municipio” y que “la provincia, como autoridad de aplicación, se va a meter de lleno en la fiscalización a través del Codema”. La falta de información sobre los equipos de generación que se instalarán y sus consecuencias sobre las personas y el entorno natural, sumada a la premura en el inició la obra y la falta de documentación, multiplicó la preocupación entre los futuros habitantes del barrio y organizaciones de los barrios aledaños. Zamora reiteró la determinación del municipio de paralizar la obra si no se cumplen los resguardos ambientales y de “salud de la población” pero no pudo explicar las contradicciones planteadas por distintos integrantes del gabinete en torno al tema. El secretario de Obras Públicas, Hugo Pyke, y el coordinador de proyectos con financiación externa, Gabriel Cazalá, difundieron una gacetilla de prensa que destacaba el avance de la obra sin mencionar la documentación técnica de los concesionarios y la contratista. Cual justificación anticipada a cualquier crítica, el comunicado sostenía que “la energía es imprescindible para todos los sectores” y que “este sistema de generación distribuida se aplica a nivel nacional como estrategia exitosa para atender las demandas crecientes de la población”. A la imprecisa gacetilla se sumó el silencio de la subsecretaria de Medio Ambiente, Alicia Vanola, que rehuyó todo contacto con este diario durante la última semana. Más contundente aún fue el secretario de Gobierno, Jorge Franchini en la respuesta brindada a ANB a principio de mes, donde aseguró “creer” que el requisito de estudio de impacto ambiental “no era necesario”, aunque admitió desconocer los detalles del tema.


Comentarios


El Codema controlará la central térmica