El compromiso solidario de tres deportistas de alto rendimiento en la pandemia

Paula Preto, Pilar Geijo y la Tuti Bopp fueron parte activa de un programa social que siguió haciendo donaciones y capacitando durante los peores momentos.





Geijo y Bopp, en su visita a la sociedad de fomento de Florencio Varela antes que se desatara la pandemia.

Geijo y Bopp, en su visita a la sociedad de fomento de Florencio Varela antes que se desatara la pandemia.

“Me hace sentir orgullosa pertenecer a un proyecto que sigue ayudando en los peores momentos, que durante esta pandemia mantiene su compromiso con los que más necesitan”, asegura Pilar Geijo, nadadora de aguas abiertas. La boxeadora Yésica Bopp y la judoca Paula Pareto, medallista de oro en los Juegos de Rio 2016, comparten la opinión.

Tres de las deportistas de alto rendimiento de Argentina están unidas por el mismo espíritu solidario y son parte de Huella Saint Gobain, un programa solidario que tiene como embajadores a buena parte de los atletas nacionales top.

“Realmente me sorprendió gratamente que pudiéramos seguir haciéndolo. No por la dedicación y organización del equipo de la Huella, que sabemos que las tiene, sino por las limitaciones de todo tipo que existieron estos meses”, explica la Peque, actualmente comprometida con dos proyectos que tenía su amigo Braian Toledo: un merendero en Merlo y una sociedad de fomento en Florencio Varela. 

“Era el momento de mantener prendida la llama de la solidaridad, de preocuparse por el otro, y pudimos seguir haciéndolo, con ayuda de todos. Cuando vi las obras avanzadas en mi proyecto me explotó el corazón”, agrega la Tuti.

Antes de la pandemia la boxeadora junto a Geijo visitaron el complejo con colegio y polideportivo que rodea a la parroquia San José en Lomas de Zamora, que se transformó en refugio de aislamiento para los enfermos leves de Covid.

Así está hoy la sociedad de fomento: lo terminaron a tiempo y es un centro de aislamiento para los contagiados leves de Coronavirus.

Desde Santa Teresita, donde esta haciendo la pretemporada, Pareto cuenta cómo fue mutando su ayuda. “La tragedia de Braian fue un golpe duro para todos, era un amigo. Por eso, cuando me sugirieron ayudar y hacerme cargo de los proyectos sociales que él tenía, no dudé”, explica.

Así fue que se comunicó con el merendero de Merlo al cual asisten 150 chicos y rápidamente pudo dar una mano. “Con los Pepitos siempre estuve en contacto y hace poco, cuando llamé, Graciela me dijo que necesitaban leche. Por suerte pudimos armar una cadena, con la empresa concesionaria alimentaria en el Cenard y hasta la colaboración de Canal 13 con el transporte, para llevarle de todo, no sólo la leche que necesitaban", relata.

Pareto en el merendero Los Pepitos, cuando todavía el proyecto de su amigo Braian. La Peque aceptó seguir con los que tenía Toledo.

Como le pasa aún con su carrera deportiva, Pareto quiere más. “Siempre estoy atenta adónde puedo ayudar, igual que el equipo de la Huella, que me va sugiriendo algunos y me facilita todo”admite. Para mediados de agosto, si la situación sanitaria lo permite, tiene planeada su visita a la sociedad de fomento en el barrio La Rotonda, de Florencio Varela.

Allí se realizan actividades deportivas, recreativas y de contención. Es un predio de 300 metros cuadrados que nació con muchas necesidades (incluida la falta de puertas y ventanas) y ha mejorado mucho. 

 La entrega de materiales, hace unas semanas, con todas las medidas de seguridad, en la sociedad de fomento del barrio La Rotonda.

“Con el dinero que calculamos necesitar no íbamos a poder hacerlo ni en 10 años. Por eso ahora ver el piso y las paredes revocadas es un sueño”, asegura Silvio Cañete, persona clave de la sociedad de fomento, que ya recibió dos grandes ayudas.

Bopp, trabajadora social recibida, agrega: “Que de esta forma se construyan espacios es muy importante. Le suma dignidad a la zona y los convierte en verdaderos faros de luz para la comunidad. Así se crece en todos los frentes: espiritualidad, educación, trabajo y deporte”. 

Tres deportistas, un proyecto solidario y un espíritu. Dejar huella.


Comentarios


El compromiso solidario de tres deportistas de alto rendimiento en la pandemia