El Concejo define el plan de manejo del Llao Llao

La comisión técnica lo aprobó luego de seis meses de deliberaciones.





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Concejo Municipal deberá tratar el texto final del Plan de Manejo del Bosque Municipal Llao Llao que, entre otros aspectos, prohíbe la instalación de asentamientos comerciales en el lugar. La comisión técnica asesora creada al efecto lo aprobó por mayoría el martes luego de seis meses de deliberaciones.

Desde que el área pasó a dominio del municipio local, fueron muchos los intentos por soslayar su inalterabilidad e inalienabilidad determinadas expresamente en el artículo 51 del capítulo 6 “Recursos y bienes municipales” de la Carta Orgánica Municipal (ver aparte).

A pesar de estas especificaciones el estudio de manejo del parque realizado por el Centro Regional Universitario Bariloche incluía la factibilidad de destinar una parte del área para esparcimiento permitiendo establecer en el lugar emprendimientos comerciales.

A mediados de año, el concejal Marcelo Cascón presentó un proyecto de ordenanza para aprobar en general el “Plan de Manejo del Parque Municipal Llao Llao” elaborado por especialistas del CRUB y la creación de una comisión ad honorem “a los efectos de revisar en particular lo concerniente a lo planteado en los programas de Manejo Turístico-Recreativo y de Administración y Obras”.

El debate

Como representantes de organizaciones no gubernamentales y vecinos expresaron que al aprobarse este plan de manejo “y no descartarse el ‘aprovechamiento comercial’ que el mismo engloba, se corre el riesgo de que eventuales intereses económicos puedan aprovecharse de esta situación”, fue creada la comisión técnica asesora que esta semana culminó con el tratamiento y modificaciones del texto.

Estuvo integrada por representantes de los bloques del PPR y el Frepaso, guardabosques de Llao Llao, los grupos Lihué, Comunidad del Limay, la Sociedad de Horticultura y la junta vecinal Llao Llao que votaron a favor del nuevo texto; de la secretaría municipal de Turismo, la Alianza e Inta que se abstuvieron y del CRUB, que votó en contra.

Decidieron no continuar asistiendo a las reuniones Parques Nacionales, “planteando que no podría participar por razones de horarios”, la Cámara de Turismo y la UNC alegando que “había que recurrir a asesoramiento legal ya que no estaba tan clara la prohibición de permitir asentamientos comerciales” en el parque.

José Gámez, quien participó activamente de los encuentros como representante de la Comunidad del Limay, expresó también su confianza en que oportunamente el Concejo Municipal “ratifique el trabajo que realizamos”. Uno de los argumentos esgrimidos por quienes adhieren a la idea de permitir la explotación comercial en el bosque protegido es la posibilidad de contar con financiamiento para su conservación.

Son múltiples las denuncias de vecinos que alertan sobre el descuido manifiesto que el área sufre desde hace tiempo.

Al respecto Gámez expresó que “si bien es cierto que hasta ahora no hay financiamiento para llevar a cabo este Plan de Manejo, seguiremos trabajando para conseguir sponsors o conformar un ente autárquico que permita preservar el lugar”. ’

El planteo controvertido

El estudio cuestionado fue realizado por convenio entre la municipalidad, el CRUB y el Sindicato de Luz y Fuerza y presentado en 1996 con un costo superior a los 20.000 pesos que fueron abonados por el sindicato. Consiste en tres tomos con gráficos, mapas y recomendaciones. Incluye la determinación de cuatro áreas de uso intensivo (lago Escondido, bahía López, Villa Tacul y bahía lago Moreno) con servicio de sanitarios, áreas recreativas con y sin fogones, estacionamientos, quioscos bar y restaurante en villa Tacul y confitería, sanitario público y quiosco junto al lago Moreno.

Ubicado a 25 kilómetros del casco céntrico de la ciudad, el parque abarca unas 1.200 hectáreas. Mantiene una formación vegetal de especies nativas cuya antigüedad y variedad es considerada única.

Es un área protegida e intangible. Tiene costas sobre los lagos Moreno y Nahuel Huapi y es atravesada por el camino pavimentando de Circuito Chico.

Tomás Kiztberger, uno de los especialistas del CRUB, destacó no sólo el valor del bosque en función de su potencial turístico sino también el hecho de que tiene una madurez única en la zona ya que todos los bosques similares sufrieron algún incendio y en Llao Llao hay sectores inalterados con árboles de más de 300 años..

Hechos contra la intangibilidad

En 1996:

- 6 de mayo. La extracción de leña realizada por el municipio en el bosque intangible de Llao Llao generó quejas de vecinos. Funcionarios municipales señalaban que fue implementada para limpiar de obstáculos los senderos.

- 10 de mayo. Sergio Hache presentó un recurso de amparo para que sea suspendida “la extracción ilegal de madera”.

- 29 de mayo. El juez Héctor Leguizamón Pondal ordenó detener las tareas de desmonte emprendidas por el municipio.

En 1998:

- En noviembre “Río Negro” se hacía eco del destino dado al estudio técnico realizado por especialistas de la UNC a pedido del municipio y del Sindicato de Luz y Fuerza.

En 1999

-El Concejo aprobó una ordenanza sobre cartelería sin advertir que derogaba la norma que reglamentaba la protección del bosque (304/89).

-El mismo cuerpo sanciona la ordenanza 967-CM-99 “a efectos de evitar eventuales problemas administrativos sobre la vigencia de la ordenanza erróneamente derogada y como modo de garantizar la efectiva protección del medio ambiente”. Su artículo primero establece que el parque será área natural inalterable e inalienable, “bosque silvestre de conservación recreativa, excluido de todo tipo de explotación comercial..”


Comentarios


El Concejo define el plan de manejo del Llao Llao