El conflicto de la fruta no se destraba



BUENOS AIRES (ABA).- Con un rotundo fracaso culminaron ayer las sucesivas audiencias de conciliación en el Ministerio de Trabajo de la Nación, entre el sindicato que aglutina a los trabajadores de frigoríficos, con sede en la ciudad de Cipolletti, y de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI).

En consecuencia, el gremio continuará adelante con sus demandas de índole salarial y, según se adelantó, convocará a una asamblea para evaluar nuevas medidas de fuerza en el ámbito de la provincia patagónica.

Después de intentar vanamente acercar a las partes, tarea que inició el 20 de enero pasado, el director nacional de Relaciones Laborales, Jorge Schuster, hizo una última exhortación ante Osvaldo Solís y Luis Troncoso, del sindicato de la industria del hielo y mercados particulares y Adolfo Pampiglione, de CAFI, para que continúen las negociaciones en forma bilateral.

Los frigoríficos reclaman un sueldo superior a los 1.300 pesos y los empresarios mantuvieron una oferta que ronda alrededor de los 1000 pesos.

Ya los obreros del hielo habían hecho medidas de fuerza, que podrían repetir a partir de la semana próxima, negándose a cargar camiones con mercaderías destinadas a los mercados interno y externo.

El conflicto entre los trabajadores de la fruta y la Cámara que agrupa a los empresarios se produce en un momento delicado de la actividad ya que en los meses de verano se levanta la cosecha de frutas en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén.


Comentarios


El conflicto de la fruta no se destraba