El corazón muerto que volvió a latir

Lo lograron científicos norteamericanos.



#

El órgano volvió a fun-cionar gra-cias a cé-lulas madre humanas pluripotentes inducidas.

El corazón de un ratón que había muerto volvió a latir. Efectivamente, por primera vez, el órgano vital de un ratón fue capaz de contraerse y volver a latir después de ser despojado de sus propias células y reemplazarlas por células precursoras del corazón humano. El logro es de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos. Se trata sólo de algo parcial, pero la estructura, a los 20 días de irrigarse con sangre, volvió a latir, lo que se considera el primer paso para un futuro órgano biosintético. El trabajo sigue las pautas de lo que se ha hecho con otros órganos relativamente más sencillos, como una tráquea o un riñón o hígado. Para crearlo, se tomó un corazón y se le quitaron las células vivas mediante una especie de detergentes biológicos. El resultado fue una estructura inerte, el andamiaje que da la forma tridimensional al corazón. Por otro lado, se tomaron células adultas humanas y se reprogramaron hasta convertirlas en un tipo de células madre (las iPS) que, a su vez, se derivaron en progenitores multipotenciales cardiovasculares, un tipo de material que es la base de los tres tejidos fundamentales de un corazón: los cardiomiocitos, células endoteliales y las de tejido muscular liso. A los 20 días, el complejo empezó a latir. Los propios autores del trabajo, liderado por Lei Yang, indican que se trata de un latido que pese a tener una frecuencia adecuada no tendría la fuerza necesaria para bombear la sangre a todo el cuerpo del animal, que es el objetivo del corazón. Además, este órgano es muy complejo. Sin embargo, Yang dijo: “Podrá ser usado como un sistema de laboratorio para investigar el efecto de medicamentos en los procesos cardiacos, o para estudiar el desarrollo del corazón en los fetos o se puede usar para fabricar parches de tejido cardiaco”. (Fuente: diario “El País”)


Comentarios


El corazón muerto que volvió a latir