El CPE desplazó de la docencia a tres ex espías

Están en la nómina de agentes de Inteligencia durante la dictadura.



#

Archivo

NEUQUÉN (AN).- Tres ex agentes de Inteligencia del Ejército con cargos docentes en Neuquén fueron sumariados por el Consejo Provincial de Educación (CPE) y en el caso de quienes cumplían funciones en las aulas fueron relevados a actividades administrativas. La medida preventiva alcanzó a los docentes Augusto Clavier -que daba clases en el Centro Provincial de Enseñanza Media (CPEM) 48-, Daniel Alfredo Nappi (CPEM 40) y Jorge Daniel Rosales, en la Escuela Provincial de Educación Técnica (EPET) 8. Los tres docentes fueron identificados como agentes de Inteligencia del Batallón 601 del Ejército con funciones asignadas durante la última dictadura militar. A partir de que sus nombres fueron publicados por la revista Veintitrés el Consejo Provincial de Educación comenzó a analizar sus casos y a mediados de semana definió relevarlos de su actividad en las aulas. Rosales y Nappi aparecen en el listado identificados como agentes de reunión cuya función era infiltrarse en diferentes organizaciones -por ejemplo sindicatos y partido políticos- para reportar luego a sus superiores en el Ejército que había usurpado el Poder Ejecutivo. Clavier, en cambio, gozaba de una jerarquía superior. Era analista de información de la central de Inteligencia. Para las autoridades del Consejo Provincial de Educación la medida responde a la necesidad de “defender y reguardar” a la institución. Los nombres de estos agentes no son los únicos que aparecieron en el documento desclasificado. Uno de los casos más trascendentes fue el del asistente social Ricardo Grisotto a quien hace una semana se lo juzgó éticamente por los integrantes del Colegio Profesional de Servicio Social. Grissotto trabajó como agente de inteligencia incluso luego del regreso de la democracia. Por eso, sus colegas decidieron retirarle la matrícula. Otro caso notable es el del asesor del diputado radical José Luis Sáez, Daniel Omar Koopman. El ex agente ha sido defendido con mucho énfasis por Sáez -no así por el partido- quien sin embargo no pudo evitar que la Legislatura le inicie un sumario. La investigación se abrió a partir del reclamo del legislador del MUN Rodolfo Canini. Koopman y Sáez son de Zapala y mantienen una fuerte amistad desde hace muchos años. Por eso, Sáez ha defendido a su asesor en el bloque de diputados radicales de la Legislatura de Neuquén.

El organismo provincial decidió iniciar sumarios a los involucrados. También hay una acción similar contra un asesor del radicalismo en la Legislatura.


Comentarios


El CPE desplazó de la docencia a tres ex espías