El CPE les dijo no a los “padres educadores”

Defiende el aula como unidad pedagógica. La otra traba es la ley nacional de Educación.



NEUQUÉN (AN).- A través de dirección provincial de Enseñanza Inicial y Primaria, el Consejo Provincial de Educación (CPE) negó la posibilidad a una familia de educar a sus hijos en el hogar.

La única vía que les quedaría a los padres sería insistir en la Justicia, que en un primer momento consideró que el Consejo debía ofrecer su estructura para que pudieran cumplir con el deseo de que sus niños recibieran clases impartidas por ellos mismos dentro del núcleo familiar.

La directora del área, Neli Rodas, argumentó su negativa con la ley nacional de Educación (26.206). En la nota que le dirige a la familia, menciona la “obligatoriedad” que determina el artículo 16 de la norma, también el 26, que establece que la “escuela constituye una unidad pedagógica y organizativa destinada a la formación de los niños/as a partir de seis años”, y aduce que en la provincia sólo está habilitada la posibilidad para niños con problemas de salud.

Los padres habían requerido por nota que el Consejo acreditara mediante un examen el conocimiento que dicen haber impartido en las clases que dan puertas adentro de sus hogares.

Antes del cuerpo normativo con el que fundamenta su postura en contra, Rodas expresa que la “escuela ejerce una función educativa no simplemente por el cumplimiento más complejo de los procesos de socialización, sino por su intención sustantiva de ofrecer a las futuras generaciones la posibilidad de cuestionar, reconocer y elaborar alternativas y de tomar decisiones relativamente autónomas”.

Más adelante dice que “el proyecto identificatorio del niño comienza con la separación de los límites del entorno familiar”.

Argumento de los padres. Los padres, según informó el organismo provincial, son oriundos de Plottier. En la nota que presentaron en el CPE, sostuvieron que son parte de una asociación de padres educadores, en medio de cuestionamientos al funcionamiento de la escuela pública.

En un primer momento la Defensoría del Menor y el Adolescente se opuso a la posibilidad, luego de que le diera intervención un establecimiento escolar. Después de un cruce judicial, el caso llegó a una Cámara Civil, que sostuvo que la ley 242, que generó el CPE, permitía en su decreto reglamentario que un niño pudiera estudiar en su casa.

Si bien hay un programa habilitado para alumnos con limitaciones producto de su estado de salud, la alternativa no está vigente para niños sin ningún tipo de inconvenientes.

Las autoridades sostienen que en el punto citado por el fallo de la Cámara, la ley 242 quedó algo desactualizada tras la sanción de la nueva ley nacional educativa, que cierra todas las puertas al tipo de planteos realizados por los padres. Previamente, el reclamo de la familia había cosechada otra negativa dentro del CPE. Las vocalías que representan al sector docente destacaron algo similar a lo que ahora Rodas subraya, es decir, la importancia para los niños de estar fuera de su hogar, y con otros estudiantes y adultos, durante la asimilación de conocimientos prevista en la educación formal.


Comentarios


El CPE les dijo no a los "padres educadores"