El cruce a nado del lago Lácar tuvo

La segunda edición del Desafío Nonthué reunió más de 150 nadadores. El evento incluyó acciones a favor de la donación de órganos. Parte de lo recaudado irá a la asociación ASER.



#

Gentileza

El viento que sopló junto con algunas lluvias complicaron ayer la travesía a los nadadores a causa del oleaje.

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- Con más de 150 participantes se realizó ayer la segunda edición del Desafío Nonthué, un torneo de natación en aguas abiertas en el lago Lácar que persigue fines solidarios.

En la categoría competitiva el podio fue para Santiago Ruiz, de Neuquén con un tiempo de 42’10”; Ulises Rivera, Roca, 44’20” y Marcos Fernández, Neuquén, 44’45”. Las mujeres ganadoras fueron Roxana Pescader, de Bariloche, con 48’50”, Cecilia Merino, Plaza Huincul, 51’52” y María José Tordella, Bariloche, 53’,05”.

La prueba náutica se disputó en un marco natural impresionante de bosques, montaña y agua dulce, en un día de precipitaciones suaves con algo de viento, lo que trajo aparejado algunas complicaciones para los nadadores debido a la formación de oleaje. El recorrido de la competencia tuvo como punto de partida una de las playas de arena próximas a la Planta Educativa Nonthué, del Consejo Provincial de Educación, ubicada en la ruta 48 entre esta ciudad y el paraje Hua Hum.

Los 153 participantes que se zambulleron en las aguas transparentes del Lácar al unísono, salieron raudos en estilo crol hacia la Isla de los Patos, la circunvalaron y luego volvieron al lugar desde donde habían salido.

Quienes se inscribieron en la modalidad no competitiva del Desafío Nonthué debieron realizar una sola vuelta de 1.600 metros de largo, mientras que los nadadores anotados en la categoría con premiación en podio debieron realizar dos hasta alcanzar los 3.200 metros de nado.

El evento, organizado por la subcomisión de Natación de la Asociación Civil Planta Nonthué, incluyó acciones a favor de la donación de órganos.

Asimismo, parte de la recaudación producto de las inscripciones se donó a la asociación neuquina ASER, una comunidad terapéutica dedicada a la ayuda del drogodependiente y su entorno familiar, que cuenta con una sede en esta localidad. Al término de la prueba deportiva, los participantes y el público que los acompañó compartieron el denominado “tercer tiempo”, con buffet de bebidas y comidas, sorteos, y un show musical.

Colaboraron en el evento comerciantes locales, la Asociación Hotelera Gastronómica de la localidad, Prefectura Naval, Administración de Parques Nacionales y el grupo de canoaje de Flavio Fantini, entre otros.

El reto de aguas abiertas reunió a 53 representantes de esta localidad con competidores provenientes de Río Negro, Buenos Aires, Chubut, ciudad de Neuquén, y de la comuna Auribeau Sur Siagne, de Francia.


Comentarios


El cruce a nado del lago Lácar tuvo