El cruel trato a un genial escritor

Se demostró que, en sus años finales, a Roa Bastos lo dejaban encerrado y sin comida.






Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El cruel trato a un genial escritor