El Cuarteto Cambareri en el Día del Tango

El Cuarteto Cambareri ofrecerá un concierto con obras de los más renombrados autores argentinos, para conmemorar el Día del Tango. Hoy, a las 19, en el Concejo Deliberante de Neuquén, bajo la dirección de Alberto Cambareri, piano, bandoneón, violín, guitarra y dos cantantes subirán a escena. Roca también tendrá actividad para conmemorar del Día del Tango. Habrá exposiciones, conferencias y hasta una clase para los que quieran bailar.





NEUQUEN (AN).- Cambareri es sinónimo de tango, de importantes orquestas, es un apellido siempre unido a los grandes nombres del dos por cuatro en la Argentina.

A Juan Cambareri le decían “El mago del bandoneón” y a José Cambareri siempre se lo recuerda junto a los más afamados grupos instrumentales.

De todas formas, seguramente si no hubiera nacido en una familia como la de los Cambareri, Alberto ineludiblemente hubiera recorrido el sendero del tango.

Radicado hace un buen tiempo en Neuquén, Alberto Cambareri decidió que si la vida lo apartaba del puerto rioplatense y de su historia anterior, tenía todo en sus manos para seguir creando tango donde plantara su hogar. Y así fue que en esta capital, donde hay pocos exponentes, formó un cuarteto del que hoy se siente orgulloso y pleno.

En el Día del Tango, que se celebra hoy, 11 de diciembre, el Cuarteto de Alberto Cambareri se presentará a las 19, en un concierto organizado por el Concejo Deliberante de Neuquén. Tendrá lugar en forma gratuita en dependencias ubicadas en Leloir y proximidades de Entre Ríos.

La dirección del cuarteto está en manos del propio Alberto, quien además ejecuta el piano. Lo conforman también Pedro Uhenul en bandoneón, Reinaldo Villar en violín, Hugo Barbaro en guitarra y en voz se podrán escuchar a los cantantes Juan Carlos Salinas y Susana Pedrazza.

Según contó el director, es un amante de la composición. Siempre y aunque cuando estaba radicado en Buenos Aires, los compromisos los absorbían casi en forma excluyente desde la interpretación pianística, el hombre hacía un lugar, a veces robado al sueño para escribir música tanguera. Tiene infinidad de temas en su haber. Muchos inscriptos y los más en sus carpetas, encerradas en algún lugar íntimo de su casa.

Dice que no es fácil ser compositor en nuestro país. No hay apoyo y la indiferencia es la peor compañera para los autores. De tanto en vez, cuando arma los programas para presentarse en público, incluye algunas obras propias. “Pero siempre busco que haya también de los renombrados intérpretes argentinos” a los que ama y rinde homenaje cuando sube al escenario.

Para este particular día del tango, incluyó en el repertorio “La calle de los poemas” y “Tango cielo” que cantará Susana Pedrazza, que llevan al firma Cambareri.

Para los gustosos del género, se escucharán “El choclo”, “A la gran muñeca”, “Danzarín”, “Qué me van a hablar de amor”, “Melodía de arrabal” y “Soledad”. En total más de veinte de las más conocidas obras de Stamponi, Villoldo, Eladia Blázquez, Piazzolla, Contursi y más.

En una charla con Alberto Cambareri, contó que en los años cincuentas tuvo la suerte de hacer su carrera de piano en el conocido Instituto de Música Odeón en la capital federal y no sólo obtuvo su profesorado en el instrumento sino en armonía, contrapunto, fuga y composición.

Más tarde, siempre en su afán de perfeccionarse, se puso a estudiar composición con los maestros Jacobo Ficher y Alberto Ginastera: un verdadero lujo que muy pocos amantes de la música se podían dar en el país.

“En ejecución de piano me especialicé con Juan Neuhoff de nacionalidad polaca, quien a su vez había sido discípulo de Ferrachio Busoni en Italia e inspector del conservatorio en París.

Fue un instrumentista con mucha energía y que descolló tempranamente, este músico que ahora se ha hecho neuquino. Recuerda que comenzó a ejecutar a los 8 años en un programa infantil que se llamaba “La Cenicienta” de radio Belgrano. “A los 15 años ya trabajaba en el Casino Moroco de Mar del Plata y así lo hice por varias temporadas como solista, acompañando al tenor Calvo de Rojas y más tarde junto al arpista paraguayo Félix Cardozo de reconocida trayectoria en Argentina, abarcando un variado repertorio internacional”.

Hasta cuando le tocó hacer el servicio militar no se despegó de la música. Fue parte de la Banda del Regimiento número 1 de Patricios en Palermo. Mas, apenas zafado ese compromiso obligatorio, continuó con una carrera de concertista que lo llevó a actuar en audiciones radiales en vivo, tal lo que se usaba por entonces, en la radiofonía. Así fue contratado por radio Nacional y a partir de allí inició giras provinciales.

Había en tanto en Buenos Aires, un lugar que fue mítico y al cual era interesante ingresar. Se llamaba “Caño 14” donde actuó junto a Néstor Marconi en bandoneón, Chocho Ruiz en guitarra, Console en contrabajo. En esa sala, también se le dió a Alberto la posibilidad de acompañar a Roberto Goyeneche, Nelly Váquez, María Graña, Jorge Sobral. Y entre ellos, también su piano fue parte de la orquesta de Atilio Stampone o acompañando a Raúl Negro Lavié. Gente renombrada, gente que hizo a la más importante movida tanguera de los porteños y del país.

Roca también celebra el “dos por cuatro”

Roca (AR).- Los roquenses también conmemorarán hoy el Día del Tango con propuestas que van de las exposiciones a las clases de baile.

Así, a las 19, en el café de Chacabuco y Tucumán (primer piso) se realizará una muestra temática de cine argentino relacionada con el tango y a las 21.30 una charla-conferencia del historiador Pablo Fermín Oreja.

Al finalizar la charla para los que se animen se brindará una clase de tango.

La Cámara de Industria y Comercio también se suma a la celebración con una muestras plástica que se inaugurará a las 20.30 y de la que participarán obras de artistas de la zona.

La exposición permanecerá en exhibición hasta el 22 de este mes inclusive y se podrá visitar de lunes a viernes de 9 a 12 y de 16 a 19, en Mitre 944.


Comentarios


El Cuarteto Cambareri en el Día del Tango