El dato prometedor para River en la Libertadores



La igualdad de local por la fecha 2 de la fase de grupos parece una mala noticia. Pese a no tener el apoyo de su público por la sanción que le pesa tras los incidentes previos a la segunda final de la edición 2018, River era banca ante Palestino, pero apenas empató 0 a 0.

Sin embargo, hay un dato estadístico que servirá, sobre todo para los cabuleros. En las ediciones 2015 y 2018, donde los equipos de Marcelo Gallardo se consagraron campeones, el Millo tampoco pudo ganar en sus dos primeras presentaciones.


Hace 4 años se dio la situación más crítica, ya que River no ganó hasta el último partido de la fase de grupos. Comenzó perdiendo con San José en Bolivia 2 a 0 y empató con Tigres en el Monumental 1 a 1. Luego no pudo derrotar a Juan Aurich en los dos choques (ambos 1-1), e igualó con Tigres en México 2-2. Finalmente, el 3-0 a San José más la mano que le dieron los mexicanos con suplentes en Perú, mandaron al Millo al duelo histórico contra Boca, en el que clasificó gas pimienta mediante.


En 2018, el conjunto argentino superó con facilidad la etapa de clasificación pero también tardó en ganar. Comenzó con un 2-2 ante Flamengo en Brasil y un 0 a 0 de local con Santa Fe de Colombia. Luego se impuso 1-0 a Emelec de visitante con Franco Armani como figura. Así fue edificando el título que rubricó en Madrid contra su clásico rival.

Si bien se trata de un dato estadístico, queda claro que los equipos de Gallardo van de menor a mayor y suelen imponerse cuando la situación lo requiere. Además, ha contado con la suerte necesaria que todo campeón precisa para festejar.


Comentarios


El dato prometedor para River en la Libertadores