El decreto por la recompensa



Entre las irregularidades que denunció ayer, Miguel Pichetto destacó que a poco de ocurrida la desaparición de Otoño Uriarte, en Fernández Oro, el gobernador Miguel Saiz anunció una recompensa de 50.000 pesos y la creación de una comisión investigadora.

"Nunca se firmó el decreto ni se puso en marcha la recompensa. Hay una grave actitud omisiva del gobierno. Indudablemente ya presumían o sabían que podía haber allí interrelación con la institución policial, por eso no les convenía que la mugre apareciera sobre la superficie", aseguró el candidato del FpV.

Respecto de la comisión, dijo que se creó, pero que nunca trabajó en línea con los organismos nacionales anti-impunidad y nunca se pidió la colaboración de estructuras nacionales.

Sobre las reacciones tras las publicaciones de "Río Negro", Pichetto indicó que "están más preocupados ahora por estar investigando a periodistas, hasta se dice que están pinchando teléfonos de periodistas para saber de dónde salió la información, que en profundizar la investigación para saber hasta dónde llega la corrupción policial".

En este sentido, insistió en afirmar que "sabemos que han sacado copias del expediente judicial ¡qué le están echando la culpa al funcionario de la Auditoría del Poder Judicial!".

Pichetto advirtió que sus críticas no son hacia toda la policía sino hacia las "manzanas podridas" y luego de objetar la decisión de sólo trasladar de unidad a los policías cuestionados, declaró: "Tiene que renunciar inmediatamente el secretario de Seguridad y toda la cúpula de la policía. Cufré tiene que renunciar, lo mismo Bermejo, que está pintado".


Comentarios


El decreto por la recompensa