El derby fue una exhibición del Barcelona

En la vuelta de Lio, el conjunto catalán no tuvo piedad y goleó al Real 4-0.

AP

Barcelona humilló ayer por la tarde al Real Madrid en una nueva edición del clásico de España. Los catalanes se quedaron con victoria demoledora por 4-0 en el Santiago Bernabéu a un equipo que quedó ridiculizado ante su gente. Neymar, Andrés Iniesta y Luis Suárez en dos ocasiones fueron los goleadores del partido. Con la victoria de ayer, el Barcelona se alejó de su clásico rival en el campeonato a seis puntos y se mantiene como el único puntero del campeonato. Con el Cerebro Iniesta convertido en un gigante y el dominio absoluto del mediocampo, los de Luis Enrique manejaron todos los tiempos del encuentro. Del otro lado, la única solución que propuso Rafa Benítez, fue dejar arriba a Cristiano, Bale, Benzema y James a la espera de que les llegara algún pelotazo algo que nunca pasó. Ya a los diez minutos de juego, el Barça se puso arriba en el marcador con un gol de Suárez tras una gran jugada de Sergi Roberto, que apiló a varios rivales y dejó al uruguayo mano a mano con el arquero rival. El Bernabéu fue testigo de la fiesta del Barcelona. Un tiro desde lejos de James Rodríguez a los 28 minutos fue lo único que generó el equipo local en el primer tiempo. Por su parte, los culés reafirmaron su superioridad a los 39 con un tanto de Neymar tras una jugada espectacular de Iniesta. Después del entretiempo, el Real esbozó una tímida reacción en el inicio de la segunda etapa con disparos de Marcelo y James, pero el Barcelona volvió a golpear en el momento justo para derribar cualquier ilusión blanca. A los 7 del complemento, una gran combinación entre Neymar e Iniesta terminó en gol del español que puso el 3-0. Cuatro minutos más tarde entró Messi, que volvía de una lesión ligamentaria, en lo que significaría un nuevo dolor de cabeza para un Madrid golpeado. Las ocasiones para los azulgranas seguían llegando ante un rival desconcertado y aniquilado. Ningún jugador del Real pareció rebelarse ante la situación. La goleada concluyó a los 29, como no podía ser de otra manera, Messi tenía que dejar su firma en el clásico. Casi de memoria y como si no hubiera estado fuera de las canchas, lo dejó mano a mano a Suárez, quien definió con mucha calidad ante Keylor Navas y puso cifras definitivas a un partido histórico.

Fútbol exterior


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora