El desconsuelo ante la imagen de cada chico

#

Bomberos y paramédicos trasladan al herido conductor de la camioneta. La mayoría de las víctimas pereció de forma instantánea por el violento golpe.

La desolación de la noche se hizo más profunda a medida que los bomberos avanzaban con sus tijeras sobre el Volkswagen Senda verde, que todavía despedía olor a combustible.

Profesionales, pero seres humanos y muchos de ellos padres o abuelos, más de un voluntario confesó que sintió un durísimo golpe ante cada chico que aparecía sin vida ante sus ojos.

Al parecer, algunos iban adelante y otros atrás. El bebé fue encontrado en brazos de una de las dos mujeres fallecidas. Lo que sí se confirmó de parte de los bomberos fue que Rodolfo Repucci y Marianela Farías estaban en la parte trasera.

Entre los que tuvieron que trabajar en el lugar, nadie podía entender por qué ocho personas viajaban en un mismo auto. Tampoco hacían demasiadas preguntas para saberlo. No era el momento.

Tampoco hubo lugar para cargar culpas sobre la fatídica ruta 22, que en numerosas oportunidades recuerda de la peor manera que se necesita una solución urgente para el tránsito entre las ciudades del Alto Valle.

Las causas del accidente no están confirmadas. Algunos hablaron en el lugar de un posible reventón de un neumático. Si se confirma una falla mecánica, poco tendrá que ver en este caso el ancho del camino. (AR)


Comentarios


El desconsuelo ante la imagen de cada chico