El dinero que falta



El misterio de esos 700 mil pesos o dólares se genera a partir de que Energy descontó ese monto para abonar “gastos” acordados de la operación, según una nota por la que Jouliá autorizó a la retención a esa empresa.

Según esa descripción, unos 240 mil pesos correspondían a la consultora CIS (Corporación Internacional de Servicios). Lo llamativo es que nadie todavía ha logrado hacerse del informe, ni tampoco contactar a esa empresa.

En la improvisada rendición de cuenta, otros 70 mil pesos figurarían en favor de una escribanía de Capital Federal. Nada justificaría esa erogación ya que esos documentos deben ser formalizados por la Escribanía General.

Las restantes retenciones -cerca de 390 mil pesos- eran para impuestos provinciales. Como se ha dicho, Rentas no registra ningún ingreso por ese contrato, según lo reconocen los propios funcionarios del gobernador Verani.

En setiembre pasado, Jouliá fue llamado a la Comisión legislativa pero se negó a declarar con el argumento que la Justicia instruía una investigación penal. Es cierto, existe una causa que instruye el juez Juan Bernardi pero aún -desde entonces- el magistrado no convocó al ex ministro. (AV)


Comentarios


El dinero que falta