El Discovery, en buenas condiciones para volver

La NASA determinó que no será necesaria una nueva salida para reparar la nave.





Después de pasar nuevamente por una situación tensa, la NASA respiró aliviada: no es necesaria una cuarta salida al espacio para realizar reparaciones, y la nave está en condiciones de volar de regreso. «Tenemos buenas noticias», informó ayer a la tripulación la astronauta Julie Payette en Houston. «La capa aislante es segura para regresar», afirmó.

El astronauta japonés Soichi Noguchi respondió: «Yo también diría que son buenas noticias». Pocas horas antes, la NASA no descartaba otra salida al espacio de Noguchi y su colega estadounidense Stephen Robinson para este sábado, el día en que el transbordador en realidad debía partir de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Noguchi y Robinson incluso habían comenzado a prepararse para la nueva misión, cuando llegó el «llamado» aliviador de la Tierra, según el cual podían volver a guardar tranquilamente sus herramientas. El problema era un trozo de material de fibra de vidrio, la capa superior de un revestimiento aislante cerca de la ventana frente a la cual estará sentada la comandante Eileen Collins cuando aterrice la nave.

La capa aislante sufrió daños durante el despegue y la NASA temía que se destruyera al reingresar en la atmósfera, los trozos desprendidos se convirtieran a la gran velocidad del transbordador en peligrosos proyectiles y dañaran las paredes exteriores.

El problema con la capa aislante fue una gota de amargura en medio de la alegría por el éxito de la «operación en la panza» realizada por el astronauta estadounidense Stephen Robinson el miércoles, cuando retiró dos tiras de material de relleno de las juntas entre las losetas, e hizo que la mayoría de los expertos en tierra volvieran a pasar una noche sin dormir.

La noche del miércoles se realizaron varias pruebas en el centro de investigaciones de Ames, en California. Trozos de la capa aislante, que fueron transportados del Centro Espacial Kennedy en Florida a la costa oeste, fueron sometidos en un túnel de viento a las condiciones que pueden producirse a su reingreso en la atmósfera con velocidades de Mach 3 y Mach 4. Conclusión: «(La capa aislante) no será una amenaza para el reingreso ni por cuestiones térmicas ni por potenciales desechos», según dijo un funcionario de Houston. Las capas aislantes están dispuestas en los transbordadores en aquellos lugares que son sometidos a la vuelta a temperaturas menos fuertes que la panza del transbordador, que al regresar debe soportar temperaturas de hasta 1.260 grados centígrados, y que por eso cuenta con losetas térmicas más resistentes.

El pedazo de capa aislante cercano a la ventana había resultado levemente agujereado durante el lanzamiento, probablemente por la colisión con el recubrimiento de papel de uno de los propulsores del transbordador. De esa forma entró aire en el espacio entre la parte superior e inferior de la capa, lo cual la hinchó en un trozo de 20 por 9,6 centímetros. (DPA)

Notas asociadas: En el 2004 habían advertido sobre las fallas «No pilotearía esta nave si no pensara que es segura»

Notas asociadas: En el 2004 habían advertido sobre las fallas «No pilotearía esta nave si no pensara que es segura»


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El Discovery, en buenas condiciones para volver