El dobles liquidó la serie y Argentina ya está en cuartos de final

Arnold-Calleri derrotaron a Mounir El Aarej y Mehdi Tahiri por 6-1, 6-4 y 6-2.



El esquivo sueño de la Davis, el postergado anhelo del tenis nacional, vuelve a tomar color para Argentina. El equipo conducido por Gustavo Luza se clasificó ayer para los cuartos de final del Grupo Mundial al terminar anticipadamente su serie ante Marruecos, en Agadir, tras obtener el punto de dobles y adelantarse con un irremontable 3 a 0. El golpe de gracia lo dieron Agustín Calleri y Lucas Arnold, quienes derrotaron a la débil dupla marroquí compuesta por Mounir El Aarej y Mehdi Tahiri por 6-1, 6-4 y 6-2 en dos horas y un minuto de partido.

La maldición de las lesiones persiguió a Marruecos en la serie. A la baja que habían sufrido de su mejor jugador, Younes El Aynaoui, antes de la serie, ayer se sumó, o se confirmó, la de Hicham Arazi, quien no pudo recuperarse de la molestia que lo había obligado a abandonar el encuentro ante David Nalbandian el viernes.

Por los cuartos de final, Argentina deberá jugar, también como visitante , del 9 al 11 de abril, ante el vencedor de la serie que Rusia le está ganando a Bielorrusia por 2 a 1 (ver recuadro). Además, la victoria le aseguró un lugar en el Grupo Mundial de 2005.

Hoy desde las 11, en partidos al mejor de tres sets, están programados los encuentros entre Guillermo Coria y Mehdi Tahiri y David Nalbandian ante Mounir El Aarej. Es posible que haya cambios en el equipo argentino y salga a la cancha Calleri. La cuestión que deberían resolver en ese

caso el capitán Gustavo Luza y los jugadores sería a quien reemplazaría el riocuartense, si a Coria, que llegó a la serie ante Marruecos con algunos inconvenientes abdominales o a Nalbandian, quien viene arrastrando una seguidilla de encuentros desde su buena actuación en el Abierto de Australia.

El doble de ayer no tuvo un alto nivel técnico, en especial por la limitación técnica del equipo marroquí. Más allá de alguna desconcentración de la pareja argentina en el segundo set, Calleri y Arnold resolvieron con simpleza un partido que nunca pareció escapárseles. El 6-1 del set inicial fue el primer dato para ver lo fácil que la Argentina podía llegar a los cuartos de final. Fueron dos quiebres rápidos para el 4-0.

Para quedarse con el segundo set a los argentinos les alcanzó con quebrar en el primer game. Y a pesar de que el resto del parcial no tuvo ritmo, Arnold no sacó bien y Calleri devolvió bastante mal, los marroquíes nunca inquietaron. Más lo hicieron, en ese pasaje del partido, sus dos mil hinchas. Pero no pudieron impedir el 6-4.

En el tercer set todo volvió a la normalidad. Los argentinos levantaron su nivel y volvieron a lo que habían hecho en el primero. Un partido bien de doblistas para jugadores poco acostumbrados, muchas pelotas al cuerpo y efectividad en la red para que, en el primer match point, Arnold definiera con un smash y estampara el 6-2.

Arnold-Calleri se asientan como una pareja de vanguardia. Ya el triunfo ante España los había confirmado como equipo. Ayer potenciaron esa impresión. En cuanto a la performance de la pareja, Arnold lleva 11 dobles en la Davis de los cuales sólo perdió dos. Calleri está invicto en la especialidad en cuatro encuentros. Otro dato estadístico que sirve para resaltar la efectividad del dobles argentino en los últimos años es que a pesar de que las parejas fueron cambiando, se ganaron 10 de los últimos 11 encuentros de dobles. Un 91% de efectividad. Durante muchos años, especialmente en la época de Guillermo Vilas y la posterior, el punto del sábado significó el talón de Aquiles para la Argentina. Hoy eso se revirtió y en mucho tiene que ver el dobles a la hora de ilusionarse con el título. Más allá de los extraordinarios Coria y Nalbandian en los singles.

Tras el festejo, sin desbordes, el equipo lucía satisfecho. La conformidad se notaba en los rostros de cada integrante. Los fantasmas de las peleas se había enterrado con un triunfo.

Argentina, queda claro, atraviesa un año en el que la Davis puede dejar de ser esa eterna ilusión inalcanzable. (DyN/AR)

Más información

Primer triunfo bajo techo, veinte años después

Cuesta mucho tener confianza

Rusia sacó ventaja y sería el próximo rival

Más información

Primer triunfo bajo techo, veinte años después

Cuesta mucho tener confianza

Rusia sacó ventaja y sería el próximo rival


Comentarios


El dobles liquidó la serie y Argentina ya está en cuartos de final