El dueño de la barda

Por segundo año consecutivo Ranquehue se quedó con la Expedición al Paralelo 39º.



1
#

José L. Pierroni

2
#

Ranquehue primero, como en el 2010. El barilochense hizo doblete.(Foto: José L. Pierroni )

Una imponente postal para una prueba exigente. Los pedalistas dejaron toda su energía y sudor en la zona protegida del Paso Córdoba.

Cerca de 500 participantes, un día a pleno sol y una competencia que tuvo un replay de lo que fue la primera edición, corrida el año pasado en el mismo escenario natural: la zona protegida del Paso Córdoba. Una vez más, el barilochense Cristian Ranquehue se quedó con la Expedición al Paralelo 39º, superando en el mano a mano final al viedmense Juan Pablo Raffler, quienes se repartieron los mismos dos lugares en esta edición 2011. La extenuante prueba, que fue organizada por Multieventos del Valle, correspondió a la segunda fecha del certamen Regional de Mountain Bike y fue fiscalizada por la Asociación Rionegrina de Ciclismo de Montaña. El barilochense marcó un tiempo de 2h13m37s, superando a su escolta por apenas un segundo. El tercer lugar le correspondió a Fabio Gallegos (Loncopué), mientras que el roquense Maxi Morales, el multiple campeón de Tetratlón de la Manzana, ocupó la cuarta colocación. Diego Pereyra, de Fernández Oro, entró quinto. Entre las damas, la primera en cruzar la línea de meta fue Cristina Cazayous, quien anotó un tiempo de 3h00m34s, quedándose además con la categoría de 19 a 29 años. Segunda en la general llegó la cipoleña Miriam Codon (+45) con un tiempo 3h02m45s. Tercera fue la neuquina Ana María Barahona (+45), quien llegó un segundo detrás de Codon. Cuarta en el escalonamiento general, y primera en la categoría de 30-34 años fue la roquense Mónica Ñanculef, quien aventajó a la también pedalista local Yanina Ferroni, quien se quedó con la categoría de 35 a 39. Gran respuesta de los competidores a una prueba que contó con una muy buena organización y que ya amenaza en transformarse en un clásico del mountain bike regional.

el dato


Comentarios


El dueño de la barda