El Ejército recuperó tierras en Playa Bonita

Se trata de una valiosa franja costera en el Nahuel Huapi. El empresario desalojado pintaba y reparaba embarcaciones. Quieren destinar el predio a la extensión del espacio público.





SAN CARLOS DE BARILOCHE- La justicia federal desalojó ayer de un predio perteneciente al Ejército a un particular que desde hace años se dedicaba a reparar embarcaciones, utilizando los muelles del lugar.

La valiosa parcela está ubicada en Playa Bonita (el balneario de acceso libre más importante de la ciudad) y sería destinada a ampliar el área de esparcimiento público.

Así lo adelantó al menos el teniente coronel Roberto Parra, jefe de la escuela militar de montaña «Juan Domingo Perón». La posibilidad más firme es que el municipio reciba las tierras en comodato para ampliar el balneario.

En la mañana de ayer, con la orden del juez Moldes en la mano, los empleados del juzgado se instalaron en el inmueble y se dedicaron a inventariar las pertenencias de Blas Chic, el empresario naviero querellado por la usurpación. Al mismo tiempo bajo la lluvia -que de a ratos era copiosa nevada- personal del Ejército se apresuró a alambrar el predio, para garantizar su cerramiento y evitar nuevos conflictos.

El fiscal federal Jorge Bagur Creta explicó que el procedimiento se cumplió con «fuerza pública, cerrajero y agrimensor» para no dar lugar a demora ni obstrucción alguna. Sin embargo Chic no estuvo presente ni tampoco había representantes suyos.

Según el fiscal, que en este caso representó la acusación del Ejército, la orden del juez consistió en inventariar y retirar del predio «todo lo que sea removible» como herramientas, equipos y muebles, para llevarlo a un depósito fiscal de donde el dueño tendrá 10 días para recuperarlo.

El terreno en cuestión tiene 130,15 metros de costa sobre el Nahuel Huapi y 62,20 metros de fondo. Allí se acumularon en los últimos años no menos de seis embarcaciones de diversos tamaños, muchas de ellas herrumbradas. Además, junto al muelle del predio se encontraba ayer el lanchón carguero «Don Joaquín», propiedad de Chic. Además hay algunas construcciones precarias, restos de otros dos amarraderos y mucha basura dispersa sobre todo el terreno.

Según explicó el teniente coronel Parra, Blas Chic se instaló en el lugar en 1986 al firmar un comodato con el Ejército, que poco después le inició un juicio al no recibir la contraprestación acordada «en cuanto a la preservación y cuidado» del predio. Tras el largo proceso que terminó en el desalojo, el propósito del Ejército -según puntualizó Parra- será destinar la fracción «a lo que sea de mayor utilidad para la comunidad».

Para eso, esa institución estaría dispuesta a cederlo al municipio «a cambio posiblemente de alguna mejora en las instalaciones de la escuela militar», señaló el teniente coronel. Refirió también que «en todo el país se están produciendo acuerdos de este tipo, para facilitar el usufructo recreativo» de algunos inmuebles de su propiedad.

El Ejército pudo ayer tomar posesión efectiva del predio pero aún deberá esperar que el empresario desalojado se lleve los barcos que permanecen en la playa, algunos de ellos en deplorable estado. Como propiedad de la institución quedan disponibles un gran quincho con depósito, hoy semiabandonado, y el muelle histórico que tiene más de 60 años y se utilizó en el intenso tráfico de materiales hacia la isla Huemul, durante el fallido emprendimiento nuclear de los años 50.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El Ejército recuperó tierras en Playa Bonita