El embajador de Chile ve una "conexión mafiosa"

Maira involucró a funcionarios argentinos. Se quejó por la "desprolijidad" de la Cancillería.

#

Maira pidió un certificado de honorabilidad a la Cancillería argentina, porque lo tildaron como "organizador de una trama criminal".

El embajador de Chile en Buenos Aires, Luis Maira, dijo que existe una "conexión mafiosa" entre funcionarios argentinos y empresarios automotrices, en el caso de un supuesto contrabando de automóviles con franquicias diplomáticas.

"Hay una conexión mafiosa entre funcionarios públicos argentinos, especialmente de la Cancillería -están viendo si en Aduanas- y un grupo de empresarios del comercio de automóviles que hacen estas operaciones", dijo Maira al diario El Mercurio.

La embajada chilena figura en la lista de implicados que salpica a por lo menos 14 representaciones extranjeras.

Maira alegó al respecto que el único caso que no está claro desde su misión -la compra de un Hummer H3- se debe a una descoordinación entre la Cancillería y la Aduana argentinas.

El jefe de misión en Argentina señaló en otra entrevista con el diario "La Tercera" que la investigación del caso fue "desordenada" y "poco clara" por parte de las autoridades argentinas. "La denuncia se hizo rápido, no se separó la paja del trigo, hubo desprolijidad en eso. Es exigible que se hubieran estudiado mejor los expedientes y denunciado sólo cuando se tenía un fundamento sólido", manifestó Maira.

El diplomático afirmó que el juez federal designado en la investigación, Norberto Oyarbide, recibió los archivos del caso "sin una certeza clara de las embajadas que estaban realmente involucradas en el caso".

La investigación de la justicia comprende a 98 vehículos de 960 importados entre 2004 y 2007.

La sospecha es que hubo maniobras para ingresar los autos bajo franquicia, nacionalizarlos y venderlos en el mercado local. Según las versiones los implicados son diplomáticos de Chile, Marruecos, Rusia, Cuba, Uruguay, Pakistán, Armenia, Bolivia, Colombia, Perú, Bielorrusia, Ecuador y Nigeria.

Sin embargo, después de una reunión con el canciller argentino, Jorge Taiana, y tras chequear, según dice, que no existe irregularidad en la mayoría de los siete casos imputados a funcionaros chilenos, Maira dijo que pudo estar "más tranquilo". El hecho de ser mencionado en la investigación llevó al diplomático a pedir un certificado de honorabilidad a la Cancillería argentina, ya que según dijo se lo tildó de "organizador de una trama criminal".

En tanto, el diario Perfil aseguró ayer que funcionarios allegados al canciller Taiana comenzaron a construir una muralla de protección alrededor de Marcelo Pujó, director nacional de Ceremonial y jefe directo del desplazado encargado de franquicias, Jorge Matas.

El resguardo a funcionarios clave del Ministerio de Relaciones Exteriores también alcanzaría al subsecretario de Coordinación y Cooperación Internacional, Rodolfo Ojea Quintana. El funcionario, con rango de embajador pero ajeno a la carrera diplomática, también ostenta el cargo de presidente de la Honorable Junta de Calificaciones. "Es la mano derecha del canciller. Para que te des una idea, es como el De Vido de Kirchner", comparó ante Perfil una fuente.


Comentarios


El embajador de Chile ve una «conexión mafiosa»