El enfrentamiento “es una creación virtual”, afirma la presidenta

La presidenta también se refirió a la ola de inseguridad: “los hechos delictivos no comenzaron hace dos años, estaban en el ‘93”, sostuvo.



#

Cristina le pidió a los gremialistas ferroviarios que “eviten los paros y “piensen en los trabajadores que tienen que trasladarse”. Foto DyN

El País

La presidenta Cristina Fernández aseguró hoy que es “una creación virtual” la que sostiene que los empresarios se encuentran “en pie de guerra contra el gobierno nacional”, al tiempo que pidió “distinguir lo concreto, lo real” de “los cantos de sirena” lanzados desde la oposición.

“Las cosas no son fáciles, nada es gratis. Sepamos distinguir lo concreto, lo real, de los cantos de sirenas, porque no existen”, advirtió la Presidenta, quien presentó los nuevos vagones de la línea San Martín junto con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

Durante el acto, la jefa de Estado se refirió elípticamente a la lectura realizada por los medios tras la difusión del documento del denominado Foro de Convergencia Empresarial (FCE), en donde se reclaman respuestas gubernamentales al problema inflacionario, al sentenciar que hablar de “empresarios en pie de guerra contra el gobierno nacional, (es) una creación virtual, una vez más”.

En el discurso transmitido por cadena nacional, Fernández también enfocó a los gremialistas ferroviarios a los que les pidió que “brinden el servicio” y por tanto eviten los paros y “piensen en los trabajadores que tienen que trasladarse”.

“Son más de 20.000 los trabajadores ferroviarios. Que por favor piensen en los miles de argentinos que muchas veces no ganan ni una cuarta parte de su sueldo y tienen que viajar”, expresó la Presidenta desde la estación Sáenz Peña, en Santos Lugares, partido de Tres de Febrero.

También, en forma metafórica, advirtió que “si los que van arriba (del tren) rompen y ponen palos, la locomotora sola no puede”, para concluir que “un gobernante solo no puede hacer las cosas”.

A los empresarios del sector, les pidió que “piensen que al estar subsidiados, estamos contribuyendo indirectamente a mejorar los salarios de los trabajadores, a que se transporten con menos costo”, e instó a que “no vuelva el discurso privatizador, de que lo privado es mejor que lo público”.

La Presidenta destacó que “a estos trenes los hemos comprado y los hemos puesto nosotros” por lo que pidió que “hacernos cargo un poquito todos de esta historia que hemos tenido” relacionada al transporte de pasajeros por este medio.

Tras lamentar que “los gobiernos populares y nacionales han sido difamados, extorsionados, permanentemente”, señaló que “sepamos que las cosas no son fáciles y no son gratis, y sepamos distinguir lo concreto, lo que se puede tocar, de los cantos de sirena”.

La Presidenta comparó el esfuerzo por mejorar los trenes con la implementación de la tarjeta SUBE, al apuntar que “en los primeros meses de 2008 la lancé” pero “recién ahora la pude terminar de instrumentar” lo que llevó “casi dos mandatos” debido, según dijo, a “intereses”.

“Las cosas demandan tiempo, paciencia, y que no haya intereses contradictorios; no es fácil gobernar”, sentenció la jefa de Estado, quien ponderó que “esto no se hacía desde hace 50 o 60 años” y que “tuvimos que salir a comprarlos afuera (a China)” por la falta de talleres nacionales.

“A los que viajan en el tren, que lo cuiden, son ellos los que van a tener que seguir viajando”, pidió finalmente la mandataria.

La inseguridad

La presidenta advirtió que “los hechos delictivos no comenzaron hace dos años, estaban en el ‘93”, luego de que analistas y especialistas advirtieran un incremento de los hechos de inseguridad.

La jefa de Estado se refirió brevemente a la cuestión de la seguridad, durante un acto de presentación de nuevos vagones de la línea ferroviaria San Martín, en el conurbano bonaerense.

Fue al exhibir una tapa del diario Clarín de 1993, en donde figuraba una encuesta favorable a la permanencia de los trenes, pero también había referencias a episodios de inseguridad.

“Los hechos delictivos no comenzaron hace dos años, estaban en el ‘93. Nada nuevo bajo el sol”, sentenció.

La inseguridad representa una de las mayores preocupaciones de la sociedad, según las manifestaciones de los propios ciudadanos ante repetidos hechos de homicidios y asaltos y de encuestas donde se testea las opiniones al respecto.

DyN


Comentarios


El enfrentamiento “es una creación virtual”, afirma la presidenta