El enigma de Rafael Nadal



#

El mallorquín sigue sin poder jugar. Ahora se bajó del Abierto de Australia.

Archivo

El tenis seguirá extrañando al español Rafael Nadal al menos hasta febrero, fecha en la que el ex número uno del mundo volvería por fin al circuito después de anunciar ayer una nueva postergación. No fue una postergación más. Esta vez Nadal deja de lado no sólo un regreso al primer plano en el torneo de Doha, sino que renuncia al Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada. ¿La razón esgrimida? Un virus gastrointestinal. En un comunicado, Nadal aseguró que “este proceso vírico hizo que no pudiera entrenar esta última semana, no podré reaparecer en el momento que habíamos previsto”. El número 4 del mundo no juega desde el pasado 28 de junio, cuando cayó en la segunda ronda de Wimbledon, debido a lesiones en la rodilla. Su fecha para el regreso al circuito es el torneo de Acapulco a partir del 25 de febrero, aunque el español anticipó que podría jugar en Viña del Mar, San Pablo o Buenos Aires. “Mi rodilla está bastante mejor, y el proceso de recuperación fue según lo previsto por los médicos”, destacó el siete veces campeón de Roland Garros, quien no quiere arriesgar. “Lo más prudente es hacer las cosas bien y este virus hizo demorar todos mis planes. Mi reaparición tendrá que esperar hasta Acapulco si bien no descartaría algún torneo antes”, añadió. Esta nueva postergación implica el enésimo golpe para el español, quien luego del Abierto de Australia quedará fuera de los cuatro mejores del ranking mundial por primera vez desde 2005. Nadal ya renunció a los Juegos Olímpicos, el US Open, el Masters y la final de la Copa Davis.


Comentarios


El enigma de Rafael Nadal