El entierro de Milosevic convulsiona a Serbia

El gobierno exige un funeral privado en Belgrado.



MOSCú (DPA/AP) - El ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic, quien fue encontrado muerto el sábado en la cárcel del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY), será enterrado en Belgrado por deseo de su familia, situación que ya causó una fuerte tensión política entre nacionalistas y partidos democrático-reformistas.

Para acentuar la controversia, varias versiones médicas cuestionaron ayer los medicamentos y el tratamiento recibido por el expresidente y sostuvieron que los errores pudieron ser causa de su muerte (ver aparte). Además, horas antes de su muerte Milosevic escribió una carta denunciando que "una fuerte droga'' había sido hallada en su sistema sanguíneo, sugiriendo que alguien intentaba envenenarlo.

Anoche, el Ministerio del Exterior holandés confirmó que el hijo de Milosevic, Marko, volará de Moscú a Holanda para recibir el cuerpo de su padre, después de que le haya sido concedida una visa de ingreso al país. Según la bien informada emisora de Belgrado B92, Marko recibirá el cuerpo hoy por la tarde.

Marko Milosevic, de 32 años, había pedido a las autoridades de su país natal garantías de seguridad para el entierro de su padre en Belgrado. Marko Milosevic huyó con un pasaporte diplomático a Moscú poco después de que su padre fuera derrocado en 2000.

Al mismo tiempo, Tomanovic presentó ante un tribunal de Belgrado una solicitud para el levantamiento de la orden de detención internacional que pesa sobre la viuda de Milosevic, Mirjana Markovic, residente en Moscú para permitir su participación en el entierro de su esposo. Markovic está siendo buscada por la Interpol acusada de prevaricato.

Serbia está dividida en dos bandos claramente diferenciados sobre cómo debería ser enterrado el ex hombre fuerte del país.

Los socialistas de Milosevic y la oposición de los ultranacionalistas del Partido Radical exigen una tumba distinguida y un funeral de Estado con todos los honores.

Por otra parte, la mayoría de partidos democráticos quieren mantener fuera al Estado y que el entierro sea un asunto estrictamente privado. El presidente de la república Boris Tadic, opositor de Milosevic y también del gobierno, se apresuró a prohibir al Ejército a participar de cualquier forma en las exequias.

Y todavía más. Los socialistas amenazan con hacer caer al gobierno en caso de que no se cumplan sus exigencias. Sus votos son necesarios para que siga funcionando el gobierno en minoría del conservador nacionalista Vojislav Kostunica, que hasta la fecha no se ha pronunciado públicamente sobre el tema. Pero entre bambalinas no para de sonar el teléfono entre el gobierno y los socialistas para intentar llegar a un acuerdo.

Entre tanto, los simpatizantes ultranacionalistas de Milosevic comenzaron a preparar un majestuoso funeral en Belgrado. El objetivo es mostrar a Serbia y al mundo que cuentan con fuerza suficiente para retornar al poder, y demostrar que las fuerzas pro-democráticas que derrocaron a Milosevic en el 2000 podrían estar de salida en el gobierno.

Pero, debido a que las circunstancias del fallecimiento del ex líder serbio no son muy claras, y a la proliferación de teorías conspirativas, hay temores de caos. Tomislav Nikolic, el segundo dirigente más importante del partido ultranacionalista Radical, pidió al hijo de Milosevic, Marko, que venga a Belgrado para el funeral, y que traiga consigo a su madre. ¡Dejen que venga Mirjana Markovic. Yo traeré a 100.000 personas y vamos a ver si alguien se atreve a arrestarla!'' dijo Nikolic, confiado en que su partido podría ganar las próximas elecciones en Serbia, que están programadas para fines del 2007, pero podrían adelantarse.

Los radicales no han perdido tiempo tratando de capitalizar un creciente sentimiento de que los serbios han sido víctimas de Occidente en general, y del tribunal de crímenes de guerra de las Naciones Unidas en particular.

Muchos han acusado al tribunal de La Haya, Holanda, de prejuicios contra los serbios.

Milosevic falleció el sábado mientras continuaba siendo procesado por el tribunal por atrocidades cometidas en las guerras de los Balcanes, en la década del noventa.

Controversia por las causas de su muerte

BELGRADO (Télam-SNI).- Un toxicólogo danés que analizó la sangre de Slobodan Milosevic hace dos semanas, aseguró que el ex presidente de Yugoslavia tomó un medicamento que "anulaba" el efecto de su tratamiento contra la hipertensión y que eso provocó su muerte.

Las medicinas "equivocadas" denunciadas en una carta entregada a la embajada de Moscú y encontradas en su sangre, "deben servir para probar lo inadecuado de la cura cardiológica a la que era sometido en la cárcel en Holanda", expresó el experto holandés Donald Uges, de la Universidad de Groninga.

Uges siguió personalmente los análisis sobre una muestra de sangre, sin saber que pertenecían al ex Presidente yugoslavo.Los exámenes realizados a Milosevic hace dos semanas mostraban la presencia en la sangre de un fármaco llamado Rifampicin, usado para curar la lepra y la tuberculosis . El experto holandés explicó que el Rifampicin, estimula el hígado y provoca la absorción de otros fármacos .

La autopsia apunta a que Milosevic murió de un infarto, aunque aún se espera el análisis toxicológico. El abogado de Milosevic en el proceso ante el TPI, Zdenko Tomanovic, dio a conocer ayer una carta del ex presidente yugoslavo enviada a Rusia, donde vive su familia , en la que el ex Presidente pedía ayuda "porque le estaban suministrando fármacos equivocados".


Comentarios


El entierro de Milosevic convulsiona a Serbia