El EPAS culpa al municipio por las filtraciones

El ente las atribuye a las máquinas motoniveladoras.

#

Trabajos descuidados en calles de ripio y urbanizaciones sin planificación, los presuntos motivos de las roturas de caños.

NEUQUÉN (AN).- El presidente del EPAS, Mauro Millán, acusó al municipio por la mayoría de los desbordes cloacales y pérdidas de agua. Aseguró que las motoniveladoras que se utilizan para reparar las calles de ripio corren las tapas de las bocas de registro y eso hace que ingrese material sólido que obstruye las cañerías. Millán aseguró también que los continuos problemas que se presentan a diario en toda la red de agua potable y saneamiento se producen porque el municipio autorizó y continúa autorizando urbanizaciones “desplanificadas”. El jueves el Ejecutivo municipal le labró al EPAS 12 actas de infracción por 19 pérdidas de agua y derrames cloacales en Parque Industrial, y reveló que existen en el centro de la ciudad 26 situaciones similares. Frente a esto, Millán aclaró que “generalmente ocurre en sectores que no están pavimentados o cercanos a barrios con calles de ripio. Durante las tareas de mantenimiento de las calles de ripio se nos corren las tapas de las cámaras de registro. Las motoniveladoras arrastran estas cámaras e ingresa material del paquete estructural de la calle, y eso es un material ajeno a cualquier servicio sanitario y provoca que se obstruyan y rebalsen las cámaras”, explicó. En el deslinde de responsabilidad por el mal servicio prestado por el organismo, Millán acusó al municipio de realizar urbanizaciones “desplanificadas”. El Ejecutivo municipal denunció en reiteradas oportunidades que el EPAS no está otorgando factibilidades a las nuevas obras. “Se invirtió en muchos metros cuadrados, dando como un derecho adquirido el tema de la conexión a la red de agua y cloacas, sin hacerle ningún aporte. El EPAS vino acompañando todo ese proceso, justamente para no interrumpir el crecimiento demográfico de la ciudad, pero todo tiene un límite y llegó el momento de este tipo de obras de fondo que no son tan vistosas, son obras que quedan enterradas y no son las más rentables desde lo político”, disparó. Desde el año pasado espera en los escritorios municipal y provincial el contrato de concesión del servicio de agua y saneamiento, a la espera de la firma de ambos estados. “Todos tenemos que aportar a un fondo fiduciario, que es lo que en un principio se quiso implementar. El municipio nunca quiso aportar a este fondo. Es por eso que el Estado provincial lanzó las obras que son de público conocimiento por un monto de 240 millones de pesos”, agregó Millán.


Comentarios


El EPAS culpa al municipio por las filtraciones