EL ESCáNDALO DE LA VALIJA: A 2 años del hecho, la causa no avanza

El único imputado hasta ahora es Claudio Uberti. El juez viaja a EE. UU.





A dos años del escándalo de la valija con 800.000 dólares que Guido Antonini Wilson intentó ingresar ilegalmente a Buenos Aires, la justicia argentina analiza una serie de mails y entrecruzamientos telefónicos de sus protagonistas, al tiempo que espera que los tribunales de Estados Unidos envíen las pruebas que presentó el venezolano.

Según precisaron ayer fuentes judiciales, el juez federal Daniel Petrone, a cargo de la investigación, prepara su viaje a los Estados Unidos con vistas a tomar contacto con la causa.

Sin embargo, la partida aún no tiene fecha porque se espera poder establecer aquí nuevos elementos que permitan analizar la información a la que accederá en Estados Unidos.

Además, Petrone ya ha recibido información que le enviaron los tribunales de Miami pero, según las mismas fuentes, «todavía falta lo sustancial: no se trata de la transcripción del juicio contra el venezolano Franklin Duran, sino de las pruebas» a las cuales accedieron los norteamericanos para justificar la apertura del proceso.

También se esperan respuestas concretas de la justicia venezolana: además de la extradición de Diego Uzcátegui y su hijo Daniel se necesita un peritaje contable de la empresa estatal Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (Pdvsa) y las declaraciones testimoniales de los otros pasajeros venezolanos del taxi aéreo. Por ahora, en los tribunales porteños, el juez analiza un entrecruzamiento de mails de allegados a Antonini Wilson, que sería una prueba importante para avanzar en la investigación, mientras que la fiscal María Rivas Diez -impulsora de la causa- pidió más información sobre teléfonos y llamados de los involucrados y sospechosos.

En la causa, por ahora, el único imputado es Claudio Uberti, ex secretario del Occovi, mientras que están prófugos Antonini Wilson y los Uzcátegui -quienes se negaron a declarar en la Argentina y por ello se pidió su extradición-. Guido Antonini Wilson está acusado de haber intentado ingresar ilegalmente a la Argentina una valija con 800 mil dólares cuando llegó al país el 4 de agosto pasado en un jet privado que pagó el Estado argentino, en vísperas de la visita del presidente Hugo Chávez.

En el avión viajaba Uberti, su secretaria Victoria Bereziuk y el presidente de Enarsa, Exequiel Espinosa; mientras que iban también los representantes de Pdvsa Ruth Behrrenes, Nelly Cardozo, Wilfredo Avila, funcionario de protocolo de Pdvsa, y el hijo del gerente general de Pdvsa-América, Daniel Uzcátegui.

Precisamente, el hijo de Uzcátegui está señalado como quien invitó a Antonini Wilson a viajar, hecho que derivó en la renuncia de su padre. Al llegar al aeropuerto, Antonini dijo que en la maleta llevaba libros, después 60.000 dólares, pero cuando abrieron la valija había casi 800.000 dólares que quedaron incautados por personal de la Aduana, como si se hubiera tratado de una violación al Código Aduanero.

Para cuando la justicia entendió que debía investigarse el caso como un supuesto contrabando agravado y el portador de la valija debía ir a declarar, Antonini Wilson ya había dejado el país legalmente rumbo a Montevideo, y recién fue localizado el pasado 23 de agosto siguiente, cuando personal de Interpol lo ubicó en Key Biscayne, Miami, bajo una orden de captura emitida desde la Argentina. Ahora, la justicia argentina quiere conocer todos los detalles de la exposición que hizo allí Antonini Wilson, cuando reveló que cuatro socios y amigos lo forzaron a no declarar el origen del dinero que buscaba engrosar los fondos de los campaña presidencial de Cristina Fernández. (DyN)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
EL ESCáNDALO DE LA VALIJA: A 2 años del hecho, la causa no avanza