El estado de la ruta 40 sólo genera quejas

La falta de continuidad en los trabajos de pavimentación es uno de los reclamos más escuchados.

CHOS MALAL (ACHM).- El estado de abandono de la ruta nacional 40 entre el norte neuquino y el sur de Mendoza es un tema que continúa preocupando tanto a los pobladores como los funcionarios de esta región de la provincia.

Quienes asiduamente recorren esta importante vía de comunicación, han manifestado su preocupación por la paralización de las obras de pavimentación que debieran haberse terminado hace varios años.

Gilberto Narciso Landete, conocido comerciante y transportista de la zona norte, indicó que “muchas partes del asfalto se han reconstruido, pero antes de terminarse ya están intransitables por falta de una severa inspección de obra”.

Las quejas de los automovilistas y transportistas apuntan a diversos tramos.

Uno de ellos es el comprendido entre Coipo Lauquén, en el kilómetro 502, y Ranquil Norte, en el kilómetro 520. Allí Landete y otros transportistas indicaron que es vergonzoso el estado en que se encuentra el asfalto, a tal punto que “pareciera que no forma parte de la tan nombrada ruta 40”.

Recientemente los intendentes que integran el Ente Intermunicipal de los Departamentos de Chos Malal y Pehuenches acordaron hacer gestiones ante las autoridades de Mendoza para que se termine la pavimentación de la ruta 40 entre Barrancas y Malargüe, un viejo anhelo de los pobladores de esta zona, y también de las personas que deben trasladarse en vehículo desde la vecina provincia.

El interés radica en los perjuicios que trae aparejados para la región no sólo la falta de pavimentación, sino también el estado deplorable de algunos tramos de esta vía de comunicación.

Estos problemas impiden, entre otras cosas, que las empresas de transporte terrestre se interesen en explotar el corredor entre el sur de Mendoza y el norte neuquino.

Las empresas han afirmado que de construirse el pavimento, indudablemente si tomarían a su cargo el servicio en este tramo.

Desde la zona norte se viene bregando hace años por la pavimentación de la ruta 40, dado que si bien en algunos tramos existen avances en la en los trabajos de pavimentación, en otros, que constituyen la mayor parte, no existe ningún tipo de tareas.

Los perjuicios también alcanzan al turismo. Los visitantes de la región de Cuyo y del norte del país optan por rutas alternativas en mejores condiciones para dirigirse al sur de Neuquén y a otras provincias evitando pasar por la zona norte, con el consiguiente perjuicio para el desarrollo de la actividad turística.


Comentarios


El estado de la ruta 40 sólo genera quejas