El Estado deberá garantizar la fertilidad asistida

Río Negro será la primera provincia del país en reconocer a través de una ley el “derecho a la descendencia”. Hospitales y el Ipross tendrán que asegurar el acceso a los tratamientos.



#

Marcelo Ochoa

VIEDMA (AV).- El Estado rionegrino -por sus hospitales y por su obra social- deberá garantizar el acceso a “distintos procedimientos, tratamientos y reparaciones” de salud sexual y reproductiva. Este proyecto –que ayer aprobó la Legislatura– otorgará atención hospitalaria y cobertura del Ipross para procesos de fertilidad asistida. La autora de la iniciativa, la radical Marta Milesi, destacó que ese reconocimiento público es único en el país y recordó que un 15 por ciento de las parejas presentan problemas de infertilidad. Existen de 8.000 a 10.000 consultas anuales en centros privados y el costo de un tratamiento ronda de 12.000 a 18.000 pesos. Milesi explicó que ese valor es equivalente a la prótesis de cadera y resaltó que “a nadie se le ocurriría que el Estado niegue esa prótesis” entonces la provincia debe acompañar para cumplir con “el derecho a la descendencia, como parte de los derechos sexuales y reproductivos”. La provincia –según el proyecto de Milesi y de Luis Bonardo del Foro Rionegrino– “deberá arbitrar las medidas necesarias para garantizar el derecho igualitario de todas las personas” para “acceder a medidas promocionales de salud (sexual y reproductiva), preventivas de padecimientos y complicaciones que potencialmente expongan al riesgo reproductivo o sexual, a los distintos procedimientos, tratamientos y reparaciones de eventuales causas de imposibilidad de acceder a la descendencia, destinados a resolver su derecho a la maternidad y paternidad responsable”. Por otra parte, el Ipross –según el artículo 3– “deberá incorporar en su cobertura con criterio unívoco la atención de las mujeres embarazadas, sus parejas y de sus hijos o hijas, independientemente del procedimiento que originara su gesta”. También debe incorporar “procedimientos de fertilización asistida de baja y alta complejidad y mecanismos de recupero de la capacidad conceptiva o fértil de sus afiliadas y afiliados, realizando dichas prácticas en el ámbito provincial del subsector público y privado dentro de las complejidades habilitadas”. En los últimos meses, el Superior Tribunal de Justicia ordenó al Ipross a la cobertura de procesos de fertilidad frente a requerimientos de algunas parejas. Además, el proyecto plantea que Salud cumpla con “campañas de información y difusión tendientes a los cuidados para la preservación obtención o el recupero de la capacidad fértil”. Milesi resaltó que con esta iniciativa “nuevamente Río Negro vuelve a ser un hito en lo que tiene que ver con los derechos sexuales y reproductivos” porque “será la primera ley en Argentina” que establezca estos derechos a la descendencia. Comentó que “no se habla de infertilidad sino del derecho a la descendencia”. Además, consideró que el Estado debe establecer “un marco y paraguas regulatorio” en la temática para “impedir que se hagan negocios”.

Milesi, autora del proyecto, destacó que anualmente en el país hay casi 10.000 parejas que hacen consultas en centros privados.


Comentarios


El Estado deberá garantizar la fertilidad asistida