El estado físico de Caniggia genera una gran preocupación

Bielsa parece decidido a esperar hasta el final para confirmar su presencia. La "10" la usará Ortega y el equipo jugaba sus últimos amistosos.

NARAHA (Télam) - Las grandes dudas que viene generando el estado físico de Claudio Paul Caniggia desde que llegó a la concentración italiana de Formello y el cambio de numeración a raíz del impedimento para prescindir del "diez" que luciera Diego A. Maradona, fueron los temas salientes de la jornada previa a los últimos amistosos que esta madrugada jugaba la selección argentina antes de su debut en el Mundial.

Las posibilidades que Caniggia no llegue en condiciones al Mundial se potenciaron en las últimas horas en el búnker argentino.

El delantero no mejora de su lesión y hasta se supone que no llegará siquiera al segundo partido ante Inglaterra. Por eso, seguramente que las posibilidades de un reemplazo, para el hay tiempo hasta el viernes, están dando vuelta por la cabeza del técnico Marcelo Bielsa, aunque sus deseos de conservarlo dentro de los veintitrés siguen pesando más.

Este tema, cuyos pormenores se mantienen herméticamente resguardados dentro de la "caja fuerte" mental de Bielsa, fue evitado por de los jugadores argentinos durante su encuentro con la prensa, los que si se refirieron a la vuelta del número diez en la camiseta, que finalmente volverá a llevar en su espalda Ariel Ortega.

El "Burrito" ya lo lucirá hoy mismo, cuando el equipo de Bielsa juegue dos amistosos sucesivos de una hora de duración cada uno en la madrugada argentina, a las 2.30, primero ante el Vegalta de Sendai y dos horas después frente al F.C.Tokio, dos conjuntos de la primera división japonesa.

La última prueba permitirá avizorar ya con mayor claridad, pese a que será a puertas cerradas, quienes serán los titulares para el domingo ante Nigeria, porque seguramente podrán despejarse las tres dudas que mantiene Bielsa para ese compromiso inaugural, como son el arquero, donde debe decidir entre Pablo Cavallero o Germán Burgos; el puesto de Juan Pablo Sorín, solamente si no se empareja físicamente con sus compañeros, y el centrodelantero, entre Gabriel Batistuta y Hernán Crespo.

Sin embargo, aparentemente ajenos a estas cuestiones puntuales que debe dirimir Bielsa, los jugadores argentinos eligieron ayer apuntarle a la prohibición de no contar con la camiseta número diez durante el Mundial, y en ese sentido el que más se explayó fue Juan Sebastián Verón, quien en principio estuvo a punto de ser su nuevo propietario junto con el arquero Roberto Bonano.

"Es una pena que la FIFA no permitiera retirar la camiseta número diez, porque hubiera sido un merecido homenaje a Maradona", afirmó en conferencia de prensa el volante del Manchester United inglés, quien reconoció que "también es cierto que todos en el equipo argentino quieren usarla".

En relación con el debut argentino del domingo en Ibaraki, señaló que "este es el momento de enfocar las energías en Nigeria. No vale la pena mirar mucho más allá. Hay que concentrarse en el primer partido. Necesitamos ir paso a paso", advirtió.

Diego Simeone y José Chamot, los dos acompañantes de Verón en la conferencia de prensa celebrada ayer en el predio de J-Village, en Naraha, también se refirieron al equipo africano, primer rival en el llamado "Grupo de la muerte" de la primera fase mundialista.

"Nigeria es un rival complicado. Por la velocidad que tiene en el juego va a intentar aprovechar los espacios que deje Argentina. Por eso, la clave estará en tener un gran protagonismo individual", opinó el "Cholo".

Chamot comentó que "Argentina no puede tener ninguna distracción ante Nigeria" y que debe jugar "muy concentrada, ya que cualquier desconcentración puede significar que se vuelva temprano a casa".

Verón quiere jugar con Batistuta y Crespo

El jugador argentino Juan Sebastián Verón, quien puede convertirse en una de las figuras del Mundial de fútbol de Corea y Japón, que se inaugurará el viernes, aseguró en relación con la puja que mantienen Gabriel Batistuta y Hernán Crespo por el puesto de centrodelantero que "ningún técnico del mundo podría privarse de tener a los dos en el equipo, pero (Marcelo) Bielsa ya tiene el sistema armado y seguramente elegirá a uno".

"Si fuera por mí, me encantaría que estuvieran los dos juntos, porque es muy fácil jugar con ellos, ya que sólo hay que ponerles la pelota adelante a cualquiera y es medio gol seguro", aseguró Verón, elogiando a los dos goleadores argentinos.

En relación con el debut argentino del domingo en Ibaraki, el jugador argentino señaló que "este es el momento de enfocar las energías en Nigeria. No vale la pena mirar más allá. Hay que concentrarse en el primer partido. Necesitamos ir paso a paso".

"Nigeria es un rival complicado. Por la velocidad que tiene en el juego va a intentar aprovechar los espacios que deje Argentina. La clave estará en tener protagonismo individual", opinó "La Brujita"

Por último, Verón señaló que "el equipo no le va a dar un plato de comida a la gente, pero sí le puede dar alguna alegría y lograr que sienta la bandera y los colores argentinos un poco más queridos todos los días". (AR y Télam).


Comentarios


El estado físico de Caniggia genera una gran preocupación