El exabrupto del ministro Tomada

Cuando un periodista le preguntó sobre el estado de la industria automotríz, el titular de la cartera de trabajo contestó: “a quién carajo le importa”. Allegados sostienen que el comentario fue hecho con ironía.



El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, cometió hoy un exabrupto cuando un cronista radial le preguntó por la actualidad de la industria automotriz: tal vez pensando que no estaba “al aire” o que el movilero en verdad pretendía abordar otros temas, el funcionario respondió “a quién carajo le importa”. El curioso incidente se produjo esta mañana cuando el ministro acababa de inaugurar el Encuentro de Líderes de la Industria Automotriz 2012, en uno de los pabellones del Predio Ferial La Rural del barrio porteño de Palermo y fue consultado por un periodista de radio La Red. El notero se acercó al ministro con su teléfono encendido y mientras se encontraba “al aire”, para preguntarle si podía hacer “un balance de cómo está la industria automotriz”. Tomada vaciló y contestó, con una voz apenas audible: “A quién carajo le importa”, pero de inmediato accedió a una respuesta “oficial”, más acorde al evento en el que estaba participando: “Dale... bueno, creo que ha sido una posibilidad de repasar el estado de una industria que creo que es una de las más estratégicas hoy en nuestro país”. DyN consultó una fuente del ministerio de Trabajo, que justificó la “gaffe” de Tomada al sostener que, en realidad, el funcionario hizo ese comentario con ironía, como un modo de señalarle al periodista que no le interesaba su opinión sobre la industria automotriz sino “romper el hielo” para luego pasar a temas de la coyuntura política. Fuetne DyN


Comentarios


El exabrupto del ministro Tomada