El éxodo docente, un problema extra en las escuelas de Catriel

CATRIEL (ACA).- Al conocido rechazo –por parte del gremio docente– al presentismo, Catriel le agrega un plus a la problemática docente, como lo es el ya conocido éxodo de maestros y profesores por cuestiones económicas.

Consultado sobre qué alternativa propone el gremio al presentismo, el titular de la seccional local, Mario Cisterna, señaló que el gremio propuso en su momento el departamento de salud laboral, aunque esta iniciativa aún no se ha puesto en práctica. Según el sindicalista catrielense, desde el departamento se puede controlar con fidelidad el tema de las licencias por enfermedad.

Sobre este punto, un docente que solicitó reserva de su identidad dijo a "Río Negro" que "ese es un punto vital. Hoy cuando a un docente lo llaman a junta médica, va a Cipolletti y allí lo atiende un solo médico que sólo observa los certificados, cuando una junta médica debiera tener como mínimo tres profesionales que –más allá de los certificados que uno lleve, los revisen y comprueben si uno está enfermo o no. Por otra parte, las altas de las licencias de enfermedad son muy llamativas. Conozco un caso de un colega al que le dieron licencia hasta fin de año. Al finalizar la licencia está en condiciones de volver a trabajar, pero este maestro sigue enfermo. Es decir si toma horas para este año, va a suceder que se las den y que después tengan que poner un suplente cuando eso se pudo haber previsto si hubiera un buen control", expresó.

El alto costo de vida y las mayores oportunidades laborales que ofrecen las ciudades más grandes, hacen que los cargos –al menos en el nivel medio– sean cubiertos por personal sin preparación específica, según dijo a este medio el secretario de la Unter Catriel.

Por otra parte, el dirigente señaló que desde el gremio se trabaja para un normal inicio de clases, aunque el gobierno entorpece las negociaciones, evitando así que se pueda garantizar el normal inicio del ciclo lectivo.

"Nosotros venimos alertando desde hace mucho tiempo lo que sucede en Catriel con el éxodo de docentes. Sin embargo, la cuestión sigue agravándose todos los años. Por eso los cargos son cubiertos con gente que no tienen una capacitación específica y esto afecta inevitablemente la calidad de la educación de nuestra ciudad. Pero la cuestión sigue siendo siempre económica. No es lo mismo vivir en cualquier ciudad rionegrina que vivir en Catriel, donde los alquileres son altísimos, donde la canasta familiar es mucho más cara que en las demás ciudades", expresó el dirigente.

Ya el año pasado desde el gremio se alertó sobre un potencial éxodo, habida cuenta que había docentes que habían titularizado en la localidad y estaban pidiendo traslados a ciudades del Alto Valle, hecho que generaba potenciales vacantes difíciles de cubrir.

El nivel medio es el que más ha sufrido la ausencia de docentes.


Comentarios


El éxodo docente, un problema extra en las escuelas de Catriel