El fallo tendrá efectos políticos y jurídicos



El fallo de la Corte desató la polémica acerca de cómo dirimir un conflicto de poderes, ya que la propia Cámara baja le impidió jurar a Patti, que está detenido con prisión preventiva por disposición del juez federal, Alberto Suárez Araujo.

El tema de fondo es cómo operan los fueros respecto de si impiden o no el procesamiento de un diputado. Si para el máximo Tribunal a Patti nunca se le debió impedir que asuma su banca, entonces no se lo podría haber procesado por una causa anterior a su puesta en el cargo.

El abogado Gregorio Badeni quien presentó el recurso de amparo en nombre de Patti, fue consultado ayer por “Río Negro”. Dijo que su cliente “debería ser puesto en libertad e incorporado a la Cámara de diputados de inmediato ya que la resolución reconoce sus fueros como legislador electo”.

Según el jurista, los fueros lo vuelven inmune a la acción judicial, a menos que exista un pedido del juez para desaforarlo.

De tal modo, que -de acuerdo a esta posición- correspondería el juramento de Patti y en tal caso Suárez Araujo debería reclamar el desafuero, el cual tendría que ser aceptado por dos tercios de la Cámara baja.

Antes, el magistrado deberá responder al pedido de excarcelación de los defensores de Patti. La Cámara electoral en su oportunidad rechazó el planteo de los diputados.

En la justicia, Servini de Cubría -cuando se pronunció en primera instancia sobre la decisión parlamentaria de no dejar asumir a Patti- había subrayado que era una cuestión provisoria, a lo que siguió la sentencia de la Cámara electoral con un criterio que la Corte vino a dejar firme. (ABA)


Comentarios


El fallo tendrá efectos políticos y jurídicos