El fenómeno Pekerman



José Pekerman tapó la boca de sus críticos con una Colombia arrolladora que goleó a Uruguay (4-1) y Chile (3-1) para enfilar en las eliminatorias mundialistas donde marcha segunda junto con Ecuador. Sus críticos cuestionaban al técnico argentino por todo tipo de razones, desde su edad -62-, hasta por la forma en que hizo convocatorias, alineaciones y cambios, su limitado contacto con los medios y realizar parte de las prácticas a puerta cerrada. Con la fórmula Pekerman, Colombia gana y gusta. Algunos ya la comparan con la selección de Francisco Maturana, que aplastó 5-0 a Argentina en Buenos Aires en septiembre de 1993. “Pekerman nos dio una lección’’, encabezó por su lado El Espectador. “El equipo jugó bien, pero la figura fue el técnico argentino, quien planteó acertadamente el compromiso e hizo los cambios indicados para remontar’’, agregó. Pekerman volvió a la figura del enganche, del ‘10’ que tuvo en el Pibe’ Valderrama como su mejor intérprete en la época dorada de Pacho’ Maturana, y ahora se alternan según las circunstancias Torres y James Rodríguez, pero esta vez fue más lejos. Recurrió a dos atacantes: Falcao y Teo Gutiérrez. La mención de la posibilidad de alinearlos juntos provocó rechazó inicial, pero el estratega lo hizo con un resultado impactante.


Comentarios


El fenómeno Pekerman