El FMI apoya las nuevas medidas, dijo Machinea

Machinea reconoció "no estar contento con el ritmo de crecimiento económico", aunque confía que las nuevas medidas- que cuentan con el firme apoyo del FMI, frenarán la recesión.



A un año del triunfo de la Alianza, el ministro de Economía, José Luis Machinea, reconoció "no estar contento con el ritmo de crecimiento económico" pero se mostró confiado con los cambios que se producirán como consecuencia de las medidas económicas anunciadas ayer por el gobierno.

Parte de su confianza fue graficada por el apoyo dado a las medidas mencionadas por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI). El FMI "apoya claramente" las nuevas medidas económicas anunciadas por el gobierno para reactivar la actividad productiva y estimular el crecimiento de las inversiones.

"Yo hablé el domingo con Stanley Fischer, después de que el secretario de Hacienda ( Vicens) habló con Teresa Ter Minassian, y el Fondo apoya las medidas que tomó la Argentina", remarcó Machinea.

Asimismo, destacó que "el FMI se lo ha dicho a los inversores: está satisfecho con las medidas que tomó Argentina" y señaló que "el Fondo ve que por un lado bajamos impuestos y por el otro tenemos capacidad de financiarlos. Hay claramente un apoyo de ellos", indicó.

Machinea admitió no estar "contento con el ritmo de crecimiento económico", aunque expresó su confianza en que las medidas contribuirán a "acelerar y hacer más sostenible" la recuperación de la economía.

"Desde el punto de vista del crecimiento, hemos estado por abajo de nuestras aspiraciones", reconoció Machinea, al hacer una suerte de balance a un año de aquella victoria, al tiempo que evaluó que los anuncios realizados por el Gobierno impactaron "positivamente en casi todos los sectores importantes" y también en el FMI.

"Estamos convencidos de que esto es un verdadero shock de inversión y producción", consideró el ministro.

Con todo, Machinea subrayó que "las medidas son un shock para la inversión", y estimó que a pesar de la caída que ayer registró la Bolsa, "los mercados argentinos reaccionaron razonablemente bien" (ver aparte).

El jefe del equipo económico sostuvo que "alguien puede decir que un shock no es suficiente, pero éste es un estímulo a la inversión realmente importante en todos los sectores de la economía y en todas las partes del país".

En ese sentido, remarcó que el paquete económico "aumenta fuertemente la rentabilidad de muchas inversiones, lo que debería generar una suba en los desembolsos de capital y, por lo tanto, mayor crecimiento".

Machinea explicó que "con las medidas anteriores no solamente pusimos en orden las cuentas públicas, sino que también avanzamos en reformas estructurales importantes. Porque se hizo con anterioridad el ajuste de las cuentas, el Congreso aprobó las leyes Antievasión y de Emergencia Económica, y disminuyó el ruido político, es que se pudieron anunciar estas medidas", destacó el ministro.

Asimismo, puso de relieve que "en los últimos días se observaron cambios en el frente político y en el económico", y afirmó que "el Gobierno está reaccionando y eso es positivo". (DyN)

El mercado financiero les dio la espalda

El mercado financiero le dio ayer la espalda a las medidas económicas anunciadas por el Gobierno y reclamó una mayor tasa de interés para el financiamiento del Estado, que en una triple colocación ofertó Letras del Tesoro (LETES) y Bonos del Tesoro (Bontes) por 650 millones de dólares, con aumentos de hasta 2,40 puntos porcentuales respecto de las licitaciones anteriores.

En LETES se licitaron 250 millones de dólares a 91 días y la Secretaría de Finanzas tuvo que convalidar una tasa de interés de 9,25 por ciento -9,47 anual-, lo que representa un alza de 160 puntos básicos (1,6 punto porcentual) con relación a la operación que se realizó el 10 de octubre, cuando se pactó a 7,65 %.

En este caso el margen sobre Libor se disparó a 271 puntos básicos frente a los 100 puntos básicos que se habían estipulado en la transacción precedente. Similar comportamiento a la operación a corto plazo se observó en el financiamiento a largo plazo.

En la reapertura del BONTE 2003 por 200 millones de dólares a 2 años y 7 meses de plazo la tasa de interés escaló a 13,88 %, con un spread sobre los bonos del Tesoro americano de 805 puntos básicos, mientras que en la misma operación del mes pasado la tasa había sido de 11,48 %. Es decir, en comparación con la última licitación la tasa aumentó 240 puntos básicos.

(DyN)


Comentarios


El FMI apoya las nuevas medidas, dijo Machinea