El FMI le soltó la mano a la Argentina

El secretario del Tesoro de EE. UU., Paul O"Neill, descartó que el FMI realice desembolsos extras para apoyar una reprogramación de la deuda argentina. No ven el sentido para que un país "tan desesperadamente endeudado y que no puede cumplir" reciba más ayuda.



WASHINGTON.- El secretario del Tesoro de EE.UU., Paul O`Neill, descartó que el FMI realice desembolsos extra para apoyar una reprogramación de la deuda argentina, al tiempo que minimizó la posibilidad de que un eventual incumplimiento de pagos en Argentina perjudique a otros mercados de la región.

Mientras el país se enfrenta a su momento económico más amargo, el Fondo Monetario Internacional se mantiene deliberadamente apartado de una situación que podría resultar en el mayor incumplimiento de pagos de deuda soberana de la historia.

La crisis tiene al gobierno de De la Rúa desesperado por escuchar palabras de apoyo del FMI, que ayudaran a allanar la situación con los acreedores para una reestructuración ordenada en lugar de un incumplimiento de pagos de la deuda, de proporciones sin precedentes.

Sin embargo, hasta que algunas difíciles preguntas tengan respuesta, el gobierno tendrá que librar solo esta batalla tan difícil. ¿Podrá Domingo Cavallo negociar una reestructuración ordenada de la deuda con los acreedores? ¿Puede este hombre, elogiado hace pocos meses como el mesías destinado a sacar al país de la recesión, sobrevivir en su puesto de ministro de Economía? Y lo que es más, ¿tiene sentido que el FMI canalice más dinero a un país tan desesperadamente endeudado que no puede cumplir con sus obligaciones de pago?

A pesar de casi un contacto constante y rumores de que serán necesarios miles de millones de dólares de nueva asistencia para ayudar a una posible reestructuración ordenada de la deuda, el gobierno no ha recibido una sola palabra pública de solidaridad del FMI. “Lo que tenemos aquí es un enfrentamiento”, dijo una fuente del FMI. “Argentina quiere que el FMI acceda a lo que ellos quieren hacer y el fondo se resiste a apoyar la renegociación de la deuda. El FMI y el Banco Mundial están callados. Es un enfrentamiento”.

“La razón por la que el Fondo no dice nada es que esto es un asunto entre los acreedores y Argentina”, dijo la fuente del FMI.

“Incluso si el Fondo sale con una declaración de apoyo, ¿por qué los acreedores tienen que aceptar el punto de vista del FMI? ¿Quién es el FMI para un dentista de Bélgica que ha invertido en bonos argentinos?”

En diciembre pasado, el FMI encabezó un paquete de rescate de 40.000 millones de dólares para Argentina después que la economía de la nación fue batida por temores en Wall Street de que se desplomaría bajo una montaña de deudas de 132.000 millones de dólares.

Sin embargo, a pesar de una serie de esfuerzos para reactivar el crecimiento, los temores de que Argentina incumpliera los pagos persistieron. Esto llevó al FMI a canalizar otros 8.000 millones de dólares en agosto, de ellos 3.000 millones para alentar a Argentina a iniciar un intercambio de deuda.

Ahora, con un nuevo deterioro y el panorama político en pésima situación para que el gobierno impulse su programa de reformas, ese dinero no es suficiente.

Los atentados del 11 de septiembre en Washington y Nueva York empeoraron las cosas, exacerbando una desaceleración económica global y oscureciendo un panorama económico ya nublado para Argentina. (Reuters)

Moyano y Daer terminaron distanciados

Luego de casi tres horas de reunión en la Casa Rosada con el presidente Fernando de la Rúa, el jefe de la CGT disidente, Hugo Moyano, se retiró “decepcionado” del encuentro, mientras su par de la CGT oficial, Rodolfo Daer, afirmó que respalda “la iniciativa de la reestructuración de la deuda externa” que plantea el gobierno nacional.

“Sinceramente nos vamos decepcionados, para nosotros es la continuidad de un modelo económico que no nos va a sacar de esta pésima situación”, afirmó Moyano, quien además ratificó la realización de una “gran movilización” a Plaza de Mayo para el próximo 20 de noviembre” con el objeto de “ratificar, reiterar y recuperar nuestra identidad nacional”.

Por su parte, Daer afirmó que su sector respalda “la iniciativa de la reestructuración de la deuda externa” que plantea el gobierno, pero al igual que Moyano señaló que respecto a las medidas “vamos a abrir juicio una vez que se conozcan”.

Los gremialistas hicieron estas afirmaciones al término de la reunión.

Los jefes sindicales, quienes estuvieron acompañados por los integrantes de los respectivos consejos directivos de las dos CGT, dijeron que “las medidas que anunció el presidente fueron muy generales”; y el camionero Moyano afirmó, en ese sentido, que el primer mandatario “no especificó” los alcances de las mismas.

“Sinceramente no nos trajo ninguna cosa mueva”, afirmó Moyano, quien comentó que “la última palabra del presidente fue, lo que presumíamos y lo que temíamos, que la renegociación de la deuda externa se va a garantizar con parte, según él y para nosotros la totalidad, de la recaudación fiscal”. (DyN)

Un blanqueo de capitales formará parte del nuevo paquete

El gobierno lanzará un blanqueo de capitales, una rebaja de entre 3 y 5 puntos del IVA, la posibilidad de “asociar” empresas con la DGI y la eliminación del Fondo de Incentivo Docente dentro del nuevo paquete de medidas con el que espera lograr la reactivación.

El paquete, cuyo eje central será el canje de deudas por títulos a menores tasas para alejar el fantasma de la cesación de pagos y acercar posiciones con las provincias, será lanzado en las próximas horas tras los contactos que el presidente Fernando de la Rúa mantuvo ayer con gobernadores, legisladores y la CGT, en los que adelantó trazos generales de las medidas.

“Está todo listo, hasta los discursos están preparados”, señalaron anoche voceros del ministro de Economía, Domingo Cavallo, según los cuales sólo se espera la decisión de De la Rúa para realizar los anuncios. La falta de acuerdo con los gobernadores trabó anoche el escenario y se espera que los anuncios se hagan hoy o mañana.

Una de las iniciativas será el impulso a un blanqueo de capitales, para lo cual se permitirá la compra de bonos sin que sea necesario justificar el origen ni la procedencia de los fondos.

Se estima que en el exterior se encuentran cerca de 100.000 millones de dólares en capitales argentinos que no retornan al país ante las regulaciones y los tributos que deberían afrontar.

La iniciativa corre paralela con la reciente desactivación del organismo que había sido creado para asegurar la transparencia de las transacciones del sistema financiero.

Otras de la medidas contempla la “asociación” de empresas con la DGI para regularizar el pago de deudas impositivas. La medida apunta a combatir uno de los puntos más delicados de la actual situación: la caída de la recaudación y la evasión impositiva.

Fuentes calificadas aseguraron que se lanzará además una rebaja de entre 3 y 5 puntos en el pago del IVA, aunque no precisaron si se acotará a los pagos efectuados con tarjeta de crédito o se extenderá.

También se avanzará en la eliminación del Fondo de Incentivo Docente, polémica decisión que traerá un nuevo foco de conflictos para el Gobierno, pero que redundará en un ahorro de cerca de 700 millones de pesos anuales.

Las negociaciones entre el Gobierno nacional y los gobernadores justicialistas y aliancistas continuaban anoche, en espera de una pronta definición.

De la Rúa anticipó al bonaerense Carlos Ruckauf, al cordobés José Manuel de la Sota, el santafesino Carlos Reutemann, el puntano Adolfo Rodríguez Saá y el pampeano Rubén Marín el contenido general de las medidas económicas en estudio, aunque se les aclaró que no serían anunciadas ayer.

Las alternativas de las conversaciones fueron seguidas en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, donde las principales acciones llegaron a subir 5 por ciento para luego descender ante la ausencia de concreciones y cerrar con una leve alza de 0,5%.

Desde el exterior, en cambio, la situación era observada con desconfianza, lo que provocó una nueva baja de los bonos de deuda y la suba del riesgo país a 2.150 puntos básicos. (DyN e Infosic)


Comentarios


El FMI le soltó la mano a la Argentina