El FMI prometió mandar otra misión en abril

Fue el principal logro del viaje del presidente a la cumbre de México.

Una misión del Fondo Monetario Internacional volverá en abril a la Argentina para evaluar nuevamente, la delicada situación económico-financiera por la que atraviesa el país.

Este fue el principal logro obtenido por el presidente Eduardo Duhalde y el ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, al término de dos días de intensas gestiones que incluyeron encuentros con el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Paul O"Neill y el director gerente del FMI, Horst Köhler, según reportan agencias internacionales.

El gobierno argentino, al cabo de la reunión con autoridades del FMI, emitió un escueto comunicado en el que se destaca que la reunión entre Duhalde y Köhler fue "muy constructiva y cordial" y que "ambos han instruido a sus colegas para que continúen trabajando".

"Se prevé que el FMI enviará una misión de negociación a Buenos Aires a principios de a-bril", sostiene el comunicado difundido, tras la reunión que se realizó en el marco de la Cumbre sobre Financiación para el Desarrollo, en Monterrey, México.

Duhalde permaneció en México justo en momentos en que arreciaron en la Argentina todo tipo de versiones de renuncias, feriado bancario y en medio de una escalada del 26 % del dólar en una semana que cerró a 3,10 pesos. Köhler, dialogó con la delegación que encabezó Duhalde durante más de 90 minutos, y luego de las declaraciones dadas el jueves por el secretario del Tesoro, Paul O"Neill, también en Monterrey.

"Espero que el gobierno de Buenos Aires cumpla en las próximas semanas con las condiciones para poder acceder a créditos internacionales que le ayuden a superar su grave crisis económica", dijo O"Neill el jueves.

Poco después, ante más de medio centenar de presidentes y jefes de Estado y de gobierno, Duhalde prometió que su país se dispone a "terminar con el desorden fiscal" para empezar de nuevo.

El jueves, la vicedirectora gerente del FMI, Anne Krueger, también había puesto paños fríos a las duras declaraciones sobre la falta de perspectivas en las reformas que debía hacer la Argentina.

También el jueves, Köhler había dicho en conferencia de prensa que "no hay nadie en Argentina o en el FMI que piense que existe un remedio milagroso para salir de la crisis. La responsabilidad primera para definir un desenlace incumbe a Argentina".

Al hablar en la reunión de Monterrey, Duhalde hizo un llamamiento al FMI, el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio para que "diseñen políticas preventivas y anticícli-cas, que completen la atención de los sectores más perjudicados".

"El mundo necesita una nueva arquitectura de desarrollo y ésta no será posible si las grandes economías no reducen el proteccionismo en todas sus formas y eliminan sus efectos distorsivos", dijo Duhalde.

Duhalde hizo hincapié en que esta ayuda "es siempre necesaria, pero es imposible pensar en su eficacia en un contexto de severas distorsiones al comercio, sobre todo en el sector agrícola".

Según las autoridades argentinas, los subsidios agrícolas de las economías desarrollados suponen unas pérdidas para el país de 5.000 millones de dólares anuales.

Por otra parte, Duhalde pidió "cambios en el funcionamiento de los organismos multilaterales de crédito, para que se adopten a las nuevas realidades".

Asimismo, el presidente argentino señaló que su gobierno ha decidido "terminar con el desorden fiscal que asociado con un desafortunado régimen monetario y cambiario nos condujo a la más grande depresión de la que se tenga memoria". (DyN/EFE)

Encuentro informal Duhalde-Bush

Monterrey (México)- El presidente Eduardo Duhalde reveló que antenoche mantuvo un diálogo con su par norteamericano, George W. Bush, en el marco de una cena ofrecida por el mexicano, Vicente Fox, en honor de los jefes de Estado que concurrieron a la Cumbre de Monterrey.

En una conferencia de prensa que ofreció a periodistas argentinos, Duhalde dijo que aprovechó la oportunidad, en la que también estaba presente el jefe del gobierno español, José María Aznar, para explicar la situación de la Argentina a los mandatarios.

Según destacó Duhalde, Bush reiteró que quería ayudar a la Argentina, al cual considera un país "aliado" e insistió en la necesidad de llegar a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Duhalde relató que, en los momentos previos al inicio de la cena, se encontraba dialogando con Aznar, con la presidenta de Panamá, Mireya Moscoso y otros mandatarios, cuando se acercó Bush y su esposa y se integraron al diálogo.

El presidente explicó que, en ese marco, fue que se produjo el cordial intercambio de opiniones y pareceres y el tema de Argentina surgió como parte de un diálogo más amplio que incluyó otras cuestiones. (Télam).

Admiten aumento del desempleo

BUENOS AIRES (Télam)- El ministro de Trabajo, Alfredo Atanasof, admitió que la tasa de desempleo "ha crecido" desde la última medición en octubre, pero prefirió no dar a conocer cifras oficiales porque sostuvo que el nivel de despidos "se ha reducido en febrero, respecto de enero".

De esta forma, el ministro de Trabajo salió al cruce de un estudio privado que afirmaba que en febrero se había registrado un récord en la aplicación de despidos de trabajadores.

"Tengo la impresión de que creció el desempleo pero vamos a tener que esperar", sostuvo Atanasof, al ser consultado sobre los índices de desempleo. También aseguró que "de ninguna manera el mes de febrero fue récord de despidos sino que, contrariamente, mostró un proceso de desaceleración".

Por eso, el ministro consideró que "no es serio que nosotros hablemos de un número, porque justamente se trata de personas que perdieron su empleo. Esta es una tarea que lleva adelante el INDEC, se hace a través de distintas mediciones y tengo la impresión de que la tasa de desempleo ha crecido desde octubre, pero hay que esperar para dar datos precisos".

Aclaró que "las cifras de las que hablamos hoy no son los datos o los índices de la desocupación. No estamos hablando del índice del desempleo, esa es otra variable que se mide dos veces al año".

"En octubre y en mayo se dan los resultados y se hace sobre la base de tres elementos: la tasa de salida del mercado laboral, la tasa de ingreso del mercado laboral y el crecimiento vegetativo, lo que estamos comunicando hoy son los datos de la tasa de empleo, que es una cosa distinta (al desempleo). Es la que muestra la cantidad de trabajadores que ingresaron a las empresas y los que egresaron de las empresas", concluyó


Comentarios


El FMI prometió mandar otra misión en abril