Logo Rio Negro

El FMI viaja al interior para evaluar inflación

Inició ayer una gira para reunirse con los departamentos estadísticos de distintas provincias. Trascendieron las críticas del Consejo Académico sobre la metodología que usa el Indec.





BUENOS AIRES (DyN).- La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que reanudó ayer su trabajo de asesoría al Indec para el diseño de un nuevo índice de inflación nacional, inició una gira por el interior del país para reunirse con los departamentos estadísticos de distintas provincias.

La delegación encabezada por el economista Carlos Medeiros mantuvo ayer un contacto formal con la cúpula del Indec y luego se embarcó hacia Mendoza, primera escala de su periplo provincial. Según informó el organismo nacional, tras su paso por la provincia cuyana, visitarán Santa Fe, Córdoba y Jujuy.

Medeiros y su equipo se reunieron con la directora del Indec, Ana María Edwin, el director técnico, Norberto Itzcovich y los equipos técnicos del organismo.

En el comunicado de prensa, el Indec confirmó que la misión terminará su trabajo el lunes 11 de abril. El viernes regresarán de su gira por el interior y el lunes cerrarán la segunda visita a Buenos Aires.

La construcción del índice de inflación es el principal cuestionamiento que se le imputa a la actual conducción del Indec. Al asumir su cargo, el actual ministro de Economía, Amado Boudou, anunció la creación de un Consejo Académico (CAES) integrado por decanos de cinco facultades del país para que elaboren un informe acerca de la metodología empleada y funcionamiento del Indec.

El trabajo se tradujo en serios cuestionamientos al manejo del Indec y el ministro congeló sus conclusiones que, según trascendió, habrían sido recogidas por la primera misión del FMI que estuvo en Buenos Aires. Entre las duras conclusiones del CAES esta aquella que sentencia que el índice de precios oficial “no es fiable” y que se precisa una “reforma urgente” del organismo estadístico. Pero además el Consejo agrega en el documento:

• “Se menciona el reemplazo de precios de mercado de algunas variedades por la información brindada por organismos públicos, lo cual no permite captar los precios pagados por los consumidores”.

• El Indec cambió –“sin especificar el criterio”– la muestra de locales en los que se relevan los precios. “Se encuestan menos locales” y en la supuesta ampliación de la cobertura geográfica anunciada oficialmente “sólo se verifica con la incorporación del partido de Ezeiza”.

• “Las variedades efectivamente relevadas para el IPC-GBA base abril 2008=100 representan menos del 50% del consumo de los hogares en todos los meses”. La cantidad de precios relevados fue disminuyendo pasando de 90.000 –previo al cambio metodológico– a 30.000 muestras.

• “Es poco precisa” la forma en la que se sustentan los criterios para incluir o excluir ciertos productos de las canastas. “Varias de las exclusiones cambian cualitativamente la canasta haciéndola menos representativa de los hogares de ingresos medios y altos”

• Se encontraron irregularidades en las maneras de imputar un precio. Se sugirió que podrían haberse eliminado –sin sustento metodológico– algunos valores altos que podrían no haber sido calificados como “atípicos”.

Archivo


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
El FMI viaja al interior para evaluar inflación