El fuego corre 28 metros por minuto y frena la lucha

En esa situación es imposible atacarlo por sus frentes. La espesa nube de humo impide salir a los aviones.



1
#

La operatividad de los aviones hidrantes y del helicóptero se ha visto fuertemente limitada a causa del humo que reduce peligrosamente la visibilidad a menos de 300 m.

2
#

3
#

La caña colihue, que floreció el año pasado y ahora está seca, combustiona al instante.

INCENDIOS FORESTALES

CHOLILA (AEB).- “El fuego corre a 28 metros por minuto, es imposible combatirlo en los frentes”, graficó ayer un brigadista sobre el incendio forestal desatado el domingo en el valle del río Tigre (a unos 40 km al oeste de esta localidad chubutense), que ya ha consumido más de 8.000 hectáreas de bosques nativos favorecido por la combustión de grandes manchas de caña colihue y su desarrollo por cañadones profundos que hacen de chimeneas naturales.

En consecuencia, los expertos avanzaron en la alternativa de orientarlo hacia zonas altas del arroyo del Turco, donde hay dos lagunas y cumbres montañosas cubiertas de hielo. No obstante, los resultados podrían comprobarse recién a partir de hoy.

La contingencia motivó a última hora del viernes una reunión técnica en Esquel, con presencia de funcionarios de distintos organismos, con la premisa de “resolver algunas medidas de corto plazo en función a la experiencia de incendios similares en otros países, pero la situación es de extrema gravedad ambiental”, subrayaron.

En tanto, el subsecretario de Bosques del Chubut, Hernán Colomb, confirmó en el lugar el trabajo “con topadoras y una brigada para hacer fajas cortafuegos” con el objetivo de cortar el avance de algunos focos secundarios hacia la vegetación de cipreses, coihues y lengas que circunda el lago Cholila.

De todas maneras, los jefes de brigada tampoco pudieron sobrevolar el perímetro del fuego, en función del humo que invade el ambiente y “no deja ver más allá de los 300 metros”. Ante ello, los dos aviones hidrantes del PNMF -disponibles para colaborar con los brigadistas enfriando “puntos calientes”-, estuvieron sin poder operar y apostados en el aeródromo del paraje El Blanco. Durante la mañana de hoy “se evaluará la situación imperante y se decidirá si es necesario el apoyo aéreo”, precisaron.

En el lugar siguen afectados unos 25 combatientes, del Servicio Provincial de Manejo del Fuego, con tareas de contención de flancos y defendiendo las propiedades de ganaderos del sector.

Ayer tampoco pudo operar el helicóptero del Ejército afectado desde Lago Puelo para trasladar brigadistas hasta el incendio del cerro Plataforma, donde permanecen 18 hombres trabajando en el sector de El Laurel/arroyo Jara, con la premisa de defender las poblaciones cercanas. Aquí la superficie afectada se mantiene dentro de las 100 hectáreas.

El humo que emanan ambos incendios (separados pocos kilómetros por el cerro Tres Picos), sigue invadiendo buena parte de la Comarca Andina y se extiende por la cordillera hacia el norte.

Desde Cholila, Colomb valoró nuevamente que “la topografía del lugar es muy complicada y se hace difícil acceder por tierra para trabajar sobre los focos mismos del incendio”.

Resaltó enseguida que “este es un incendio especial, de gran magnitud en una zona inaccesible compuesta por bosque nativo” .

Desde su óptica, “son incendios muy técnicos y se van desarrollando en función del material que va encontrando a su paso el fuego”, y recalcó que “hasta el momento no hay viviendas en peligro. A manera preventiva solo se dispuso el traslado de algunos animales que estaban en campos que podrían verse afectados si el fuego continúa”.


Comentarios


El fuego corre 28 metros por minuto y frena la lucha