El fuego volvió a golpear esta temporada

Hubo incendios, pero con menores daños. La tarea de prevención y la menor cantidad de tormentas, redujo la incidencia.



Por Ing. Ftal. Daniela Echevarría (INTA)

Cada año, durante la temporada de incendios, los Laboratorios de Teledetección y SIG de las Estaciones Experimentales Aagropecuarias (EEA) Valle Inferior y Alto Valle del INTA, se hace un seguimiento diario de los focos de calor provistos por el servicio de la CONAE, y de las superficies afectadas por los incendios mediante el análisis de imágenes satelitales de uso libre.
Finalizada la temporada de incendios, se procede a estimar las superficies quemadas mediante el Sistemas de Información Geográfica (SIG) y se agrupan según su ubicación espacial y temporal. Desde las agencias de extensión se refuerza este trabajo mediante datos basados en la observación a campo y la vinculación con los productores.
La primavera del año 2018 fue particularmente húmeda, presentando lluvias superiores a lo normal hasta el mes de diciembre y temperaturas máximas no tan extremas, favoreciendo el crecimiento de los pastos y prolongado su estado vegetativo. A principios de febrero de este año se publicó el mapa de acumulación de biomasa para el este del monte oriental, que permitió inferir el grado de riesgo de incendios en toda esta región según la cantidad de pasto acumulado hasta diciembre 2018. El informe se encuentra disponible ingresando a: https://inta.gob.ar/documentos/alerta-de-incendios-temporada-2018-2019

“Si bien hubo numerosos focos de incendio, éstos no han sido de una magnitud tan grande como en periodos anteriores”.

Daniela Echevarría
Ingeniera Forestal
INTA

Dadas las condiciones climáticas presentadas durante la primavera y observándose un importante crecimiento de la vegetación durante las recorridas a campo y los informes de los productores, se esperaba que la incidencia de incendios fuera alta durante esta temporada estival.
En efecto, la mayor incidencia de fuegos fue en enero y febrero, cuando se presentaron tres factores naturales predisponentes: abundante pasto seco, tormentas eléctricas y altas temperaturas. A estos casos también se sumaron algunas quemas controladas realizadas por productores hacia fines de febrero y principios de marzo.
Sin embargo, si bien se han presentado numerosos focos de incendio, éstos no han sido de una magnitud tan grande como en periodos anteriores. Por ejemplo, en el 2016-2017 las superficies afectadas alcanzaron 42.280 ha en Adolfo Alsina, 220.640 ha en General Conesa y 346.850 ha en Pichi Mahuida.
En esta temporada en cambio, durante el periodo octubre – marzo, se quemaron casi 83.000 ha entre los departamentos considerados, siendo el más afectado Pichi Mahuida con 42.000 ha. La mayor incidencia de los fuegos se produjo durante el mes de febrero, con una sumatoria de 43.000 ha quemadas.
Tal diferencia respecto de años anteriores, puede deberse a que la incidencia de las tormentas eléctricas ha sido mucho menor en el transcurso de esta temporada, iniciándose un menor número de focos. También se debe resaltar el esfuerzo de los brigadistas (Bomberos Voluntarios, SPLIF y Defensa Civil de Río Negro), como también el trabajo previo de los productores en la limpieza y mantenimiento de picadas, lo que fue fundamental en el control de los focos, evitando que se incremente el área afectada. Incluso se puede inferir que, al tener un verano tardío, las condiciones predisponentes perduraron por menos tiempo que en otras temporadas.
En cuanto a la prevención, técnicos del INTA EEA Alto Valle desarrollaron una aplicación web que calcula online y en tiempo real, el índice meteorológico de peligrosidad de incendio. Se trata de un índice meramente climático que no contempla la cantidad de materia seca acumulada, el combustible fino, la intervención antrópica u ocurrencia de tormentas eléctricas, entre otros factores. Sólo nos permite conocer la peligrosidad de las condiciones meteorológicas. Se espera que antes de la próxima temporada de riesgo se logre masificar el uso de la aplicación para que pueda ser utilizarla por ganaderos, técnicos, bomberos, personal del SPLIF, entre otros.
Quienes deseen obtener más información acerca del índice meteorológico de peligrosidad de incendio, pueden ingresar a: https://inta.gob.ar/documentos/indice-meteorologico-de-peligrosidad-de-incendio

En números

82.900 has
Se quemaron en la temporada 2018/19 en los Departamentos de Avellaneda, Pichi Mahuida, General Conesa y Adolfo Alsina.

Comentarios


El fuego volvió a golpear esta temporada