El fuerte viento voló techos y dejó barrios sin energía

El Bolsón y Bariloche, afectados por un fuerte temporal. Además, las ráfagas derribaron varios árboles y postes de luz



#

En El Bolsón, una vivienda que sufrió la voladura del techo. Además, hubo complicaciones con la enegía. En Bariloche, las tejas del techo de la oficina de Telefónica comenzaron a desprenderse y caer sobre la vereda.

Durante toda la mañana de ayer el fuerte viento ocasionó caída de ramas, árboles, techos y postes de luz y numerosos barrios permanecieron varias horas incomunicados y sin energía eléctrica en Bariloche y El Bolsón.

En Bariloche, lo más llamativo resultó el cierre de las oficinas de Telefónica, donde las tejas del techo comenzaron a desprenderse y caer sobre la vereda del edificio. Esto obligó a clausurar la atención al público y cortar el tránsito por la acera del edificio (foto). Defensa Civil trabajó en la intersección de Pasto Verde y Waldo Belloso, delegación municipal Cerro Otto, en Luma y Palo Santo y en Furman y Bustillo, por caída de ramas y postes. También se cayó un ciprés en la avenida Bustillo, a la altura del kilómetro 4.500, afortunadamente sin provocar daños.

Por otra parte, vecinos del barrio La Cascada, se quejaron de que durante todo el día un poste se mantuvo suspendido sobre la calle Caiquenes, a media cuadra de Nilpi, lo cual produjo una tensión mínima y varias personas denunciaron que sus artefactos hogareños quedaron inutilizados. Defensa Civil trabajó en la intersección de Pasto Verde y Waldo Belloso, delegación municipal Cerro Otto, en Luma y Palo Santo y en Furman y Bustillo, por caída de ramas y postes. También se cayó un ciprés en la avenida Bustillo, a la altura del kilómetro 4.500, afortunadamente sin provocar daños.

En El Bolsón, la voladura completa del techo de una vivienda en el barrio Costanera sur, roturas de vidrios, caída de árboles y ramas en toda la comarca y la interrupción del servicio eléctrico en diferentes sectores fueron la consecuencia del intenso temporal de viento desatado desde el viernes. Si bien por fortuna, hasta el cierre de esta edición no se había notificado acerca de heridos por el fenómeno, los bomberos, el Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales, Defensa Civil y el área de Espacios Verdes del municipio se hallaban en alerta y abocados a hacer frente a los llamados. Una vivienda de dos pisos, ubicada en Viamonte y Cacique Linares, del barrio Costanera Sur, perdió el techo en la madrugada de ayer. La casa, de bloques de cemento y techumbre de tirantería en madera, machimbre y chapa, pertenece a Elisa Rober.

Las ráfagas desprendieron por completo la cobertura que fue a parar a un costado, mientras que otra parte quedó a punto de caerse. Una pala mecánica procuraba restablecer el equilibrio de la estructura para evitar daños a terceros. Bomberos y Policía intervinieron en la emergencia. Luego, en la calle Miklos y Angel del Agua, un árbol se precipitó sobre el tendido eléctrico, por lo que Edersa tuvo que intervenir para resguardar la red eléctrica. (AB-AEB)


Comentarios


El fuerte viento voló techos y dejó barrios sin energía