El G-6 se reunirá para condenar los bloqueos gremiales

En el primer encuentro del año el grupo de empresarios, entre otras definiciones, rechazará el resurgimiento de los bloqueos sindicales, el inicio de las paritarias salariales y la falta de avance en el diálogo social.





Los empresarios nucleados en el denominado “Grupo de los Seis” (G6) se reunirán esta semana, por primera vez en el año, y se espera una definición sobre el resurgimiento de bloqueos sindicales a empresas, el inicio de las paritarias salariales y la falta de avance en el diálogo social.

Asimismo, se especula que en la declaración conjunta que suelen dar a conocer luego de cada encuentro, habrá un pronunciamiento de rechazo a la designación de camaristas del fuero laboral cercanos al jefe de la CGT, Hugo Moyano, entre los que figura la esposa del diputado oficialista y asesor legal de la central obrera Héctor Recalde, Graciela Craig.

En este sentido, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, adelantó el viernes que esta semana habrá declaraciones “en materia política” que “levantarán polvareda”.

Desde la óptica empresarial, el ascenso de estos jueces cercanos a Moyano puede afectar la imparcialidad que debe tener la Justicia, estimaron los directivos de empresas.

El grupo empresarial condenará el resurgimiento de los bloqueos sindicales, como el que realizaban por quinto día consecutivo los trabajadores de los puertos del Gran Rosario que mantienen paralizadas las terminales por donde se exporta la mayor producción de aceites del mundo, en reclamo de aumento salarial.

En este sentido, el presidente de la Cámara Argentina de Comercio, Carlos de la Vega, estimó que “la nueva escalada en el uso del método de acción directa por parte de los sindicatos seguro estará en la mesa”.

“Están utilizando el sistema de primero golpear para después negociar con ventaja” lamentó el empresario en declaraciones al diario Perfil.

El G-6 se reunió por última vez el 17 de diciembre, y desde entonces, permanece congelado el avance del diálogo social entre empresarios y sindicatos al que había exhortado la presidenta Cristina Fernández en noviembre, en el marco de la cumbre anual de la UIA.

En la central fabril reclaman que el Estado se sume a la mesa del diálogo, para discutir, entre otros temas, sobre la evolución de los precios y salarios, ante el inicio de las rondas paritarias.

Sin embargo, el gobierno sigue sin convocar formalmente al Consejo Económico Social.

Al respecto, el ministro de Trabajo Carlos Tomada admitió que la conformación del consejo tripartito avanza “lentamente”, al tiempo que juzgó que los reclamos salariales del orden del 30 por ciento, que plantean algunos gremios para este año, están “alejados” de la realidad.

“La construcción del diálogo social es una tarea que requiere de tiempo, de asunción, de compromisos, requiere de un clima entre las partes y de la responsabilidad de todos en dirección a que estos acuerdos no tienen que ser para ver ‘que me llevo todo’”, planteó el funcionario, y consideró que “lentamente avanzamos en ese sentido”.

En la misma línea, Moyano reconoció que el pacto social “no es fácil, por eso demorará más” y evaluó que “sabíamos que había que discutirlo mucho” porque “no solo toca el tema salarios, sino el de precios, inversión, el trabajo informal”.

El cónclave del G-6 se realizará al mediodía en la sede de la Cámara Argentina de Comercio, y además del titular de esta entidad, Carlos De la Vega, que oficiará de anfitrión, estarán presentes: los presidentes de la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA), Jorge Brito; la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati; la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi; la Unión Industrial Argentina, Héctor Méndez, y el de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner.

DyN.-


Comentarios


El G-6 se reunirá para condenar los bloqueos gremiales