El gas de Neuquén no irá a California y ahora mira al Brasil

La exportación del fluido se hará desde Bolivia.





NEUQUEN (AN).- El gas de la cuenca neuquina no será utilizado para atender parte de la demanda energética de la próspera economía de California, Estados Unidos. La empresa francesa TotalFinaElf, socia de la española Repsol YPF en este proyecto, acaba de comunicar que este emprendimiento, que significa una inversión de 5.000 millones de dólares, utilizará el gas de Bolivia.

Neuquén ahora debe esperar a que su principal aliada estratégica, la empresa Repsol YPF, defina un proyecto similar para vender gas a Brasil, una propuesta que, por el momento, no consiguió tener tanto márketing como la de exportación de gas a California.

La noticia que por ahora «no es ni buena ni mala», según expresó ayer a este diario un vocero del gobierno neuquino, llegó desde París, donde una fuente de Total le dijo al diario británico «Financial Times» que si bien el proyecto se encuentra en una «fase preliminar», el gas que utilizará será el boliviano.

Sobre la base de esa declaración, el diario «El Cronista», del grupo español Recoletos, tituló ayer: «Neuquén pierde inversión de u$s 5.000». Se trata de una noticia que, planteada de este modo, no puede haber sino provocado cierto dolor de estómago en el gobierno de esta provincia.

El lunes 21 de mayo, en La Jolla, California, Rubén Patritti, director de Exploración y Producción de Repsol YPF, anunció esta millonaria inversión al hablar en la X Conferencia Anual Latinoamericana de Energía.

Sobisch estaba presente en ese lugar e informado plenamente del plan de expansión de la empresa española en el negocio de exportación de gas en estado líquido. El aparato de difusión del gobierno se apresuró a informar desde La Jolla que el gas de Neuquén viajaba a California en barco.

Patritti fue cuidadoso al explicar la propuesta. Aclaró que aún no estaba cerrada, que faltaba sumar a otros socios petroleros y que podría llegar a utilizarse tanto el gas de la cuenca neuquina como el de Bolivia. En uno u otro caso, aclaró, quedaba abierta la puerta para atender con gas al mercado de Brasil.

El directivo de la petrolera española incluso anticipó en esa oportunidad lo que acaba de informar Total desde Francia. En declaraciones a la prensa, luego de su exposición en ese seminario energético realizado en La Jolla, Patritti expresó que a la provincia le convenía enviar gas a Brasil porque iba a obtener mejores precios.

«Mejor a Brasil»

Ricardo Rodríguez Alvarez, secretario de Energía de esta provincia, expresó ayer a este diario algo parecido. Reveló que, según datos que maneja el gobierno, el precio del millón de BTU -unidad en que se mide el gas- para el mercado californiano sería de 0, 65 dólar, mientras que si se lo envía a Brasil el precio puede ser de 1,20 dólar. La diferencia entre un valor y otro guarda relación con los costos de uno y otro proyecto, agregó.

Para el funcionario la noticia difundida ayer, que no fue comunicada oficialmente al gobierno por ninguna de las empresas, «no es ni buena ni mala», porque se necesitan conocer detalles técnicos que no se manejan, aclaró Rodríguez Alvarez.

El proyecto de exportación de gas al hemisferio norte incluye el tendido de un gasoducto desde Bolivia hacia Chile, una planta para licuar el gas, la construcción de un puerto especial y barcos, también especiales, para transportar el producto en estado líquido. El insumo llegará a México, donde se debe construir otro puerto-planta que devuelva a su estado original al gas. Finalmente desde México se generará energía para abastecer a California, que tiene una rigurosa legislación para combatir la contaminación del medio ambiente.

Rodríguez Alvarez explicó que para atender el mercado de Brasil se debe construir la misma infraestructura y por lo tanto la inversión quedará en la Argentina.

Dijo que las expectativas son buenas porque Brasil tiene un plan de construcción de 49 plantas térmicas a las que hay que alimentar con gas.

Si este proyecto se lleva a cabo y se utiliza el recurso de la cuenca neuquina, la provincia tendría un ingreso adicional en concepto de regalías de 40 millones de pesos anuales y Repsol aumentaría en 328 millones de pesos su facturación, al disponer de unos 20 millones de metros cúbicos diarios de gas de la cuenca neuquina.

Preocupación de empresarios

En la Convención anual de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), que finalizó ayer en Buenos Aires, se vio con preocupación el desvío de inversiones que realizó Repsol YPF para exportar gas desde Bolivia al mercado norteamericano.

«Los problemas políticos sin lugar a dudas condicionan las decisiones de las empresas sobre las nuevas inversiones», señaló un operador luego de conocerse la noticia. A esta debilidad, de tipo político, hay que sumarle la reacción xenófoba que trajo aparejada la convocatoria de Aerolíneas Argentina.

«Obviamente los últimos acontecimientos que fueron transmitidos por televisión a todo el mundo, donde se muestra como estamos tratando a las empresas españolas, no es un dato menor a la hora de la toma decisiones», señaló otro ejecutivo.

En el discurso de cierre, el presidente Fernando de la Rúa tocó el tema. Criticó a quienes aseguran que la crisis de Aerolíneas Argentinas es culpa del gobierno español. «Debemos dar la bienvenida a las nuevas inversiones y no culparlas por lo que ocurre en el país», destacó. Si bien las decisiones estratégicas de las empresas dependen de parámetros económicos, la falta de definiciones políticas genera incertidumbre a la hora de colocar fondos en la Argentina.

Las reservas de Repsol se han multiplicado

NEUQUEN (AN).- Con la puesta en marcha de la explotación del bloque Margarita a través de su subsidiaria Maxxus -la empresa que había adquirido José Estenssoro en EE.UU.-, Repsol certificó el yacimiento de gas más grande de Sudamérica.

Un vocero de la compañía dijo desde Buenos Aires que, en números de diciembre de 2000, la producción neta de los tres yacimientos bolivianos -se añaden San Antonio y San Alberto- totaliza un equivalente a 5,3 millones de barriles equivalentes de petróleo -bep-. La producción de la empresa en la Argentina fue el año pasado de 660 millones de pies cúbicos sobre un total mundial de 810 millones de pies cúbicos. Repsol tenía reservas comprobadas en Bolivia del orden de los 13,4 billones de pies cúbicos de gas, pero con la certificación del área Margarita, sumó 16 billones de pies cúbicos más de reservas.

La prórroga de la concesión del yacimiento Loma de La Lata hasta 2027, según el informe anual que Repsol entregó a sus accionistas, le aseguró el liderazgo en la producción de gas en el país. Ese área le garantiza la extracción de unos 400 mil barriles equivalentes de petróleo diarios. Repsol concentra sus reservas en gas y petróleo en Argentina -más del 60%- y el resto, en importancia, se divide en Ecuador y Bolivia.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El gas de Neuquén no irá a California y ahora mira al Brasil