El gobierno abre el diálogo con la cámara CEIPA

Los asociados apoyan la marcha a Neuquén.

Los emprendimientos de servicios petroleros surgieron luego del proceso de privatización de YPF.

PLAZA HUINCUL (ACC) – La asamblea de asociados a la cámara CEIPA resolvió ayer respaldar la movilización masiva hacia con el personal y los equipos hacia casa de Gobierno, si es que no prosperan las negociaciones con el gobierno neuquino. Hoy los recibirá el secretario de Estado de Recursos Naturales, Guillermo Coco.

Los empresarios aglutinados en CEIPA fueron convocados ayer a la sede de la entidad y con la mayoría de sus asociados. Luego de informar sobre los alcances de las reuniones cumplidas en diferentes ámbitos y sectores como la del lunes por la noche con legisladores de la Unión Cívica Radical y también con otro sector del MPN, los integrantes de la comisión directiva pusieron a consideración la medida de fuerza.

“Todos estuvieron de acuerdo y así lo marca el acta de asamblea donde se autorizó a efectuar una masiva movilización hacia la casa de Gobierno”, dijo uno de los dirigentes, Marcelo Volonté, una vez concluido el cónclave.

A diferencia de otras oportunidades, ayer hubo una nutrida participación de los representantes de las empresas de servicios petroleros y afines, entre ellos están englobados por ejemplo, el transporte de personal. Para hoy está previsto un encuentro con Coco, aunque la mayor expectativa es que puedan ser recibidos por el propio gobernador Jorge Sapag. Al menos, esa es la intención que tienen los dueños y representantes de los emprendimientos.

En el caso que estas negociaciones que van a plantear fracasen, se organizará la movilización desde esta ciudad hacia la capital neuquina. El punto es que no sólo irá el personal sino que también los equipos con los que habitualmente se cumplen todas las tareas. Hacer una caravana con los grandes equipamientos y camiones y estacionarlos frente a la casa de gobierno es la medida que ya resolvieron concretar de no tener respuesta que los satisfaga.

Los emprendimientos de servicios petroleros surgieron luego del proceso de privatización de YPF. A partir de allí, algunos fracasaron de forma rotunda y otros continuaron con diversos salvatajes. Hoy la preocupación es que el 31 de marzo pasado caducó el preventivo de crisis y los contratos o reactivación de los trabajos no se vislumbra por parte de las operadoras.

A este panorama oscuro detallado por los empresarios que generan como mano de obra directa únicamente unos 2.000 puestos de trabajo, se le suma el acuerdo alcanzado entre las operadoras y el sindicato de Petróleo y Gas Privado, para otorgar 6.000 pesos –pagadero en dos cuotas para abril y mayo- a cada uno de los empleados.


Comentarios


El gobierno abre el diálogo con la cámara CEIPA