El gobierno admite el ajuste, pero insiste en que va “en la dirección correcta”

“Hemos tomado medidas que no son simpáticas”, dijo el presidente. El jefe de Gabinete reconoció que hay gente “que está sufriendo”.



1
#

El presidente Macri, ayer en la planta de Bridgestone, en la localidad bonaerense de Lavallol. Recibió una réplica de la Copa Libertadores de América por parte de las autoridades de la empresa, que auspicia el torneo continental.

2
#

Presidencia de la Nación

Control de daños. Tanto el presidente Mauricio Macri, como su Jefe de Gabinete, Marcos Peña, salieron ayer a reconocer el costo que está sufriendo la gente por el ajuste o, como se empeñan en llamar los distintos funcionarios, el “reordenamiento de la economía”. Luego de los aumentos de tarifas en luz, gas, agua y transporte en el área metropolitana, el Gobierno reconoció que se trató de medidas antipáticas, volvió a hablar de herencia kirchnerista y de “situación de transición”, y ya prepara medidas en un intento de amortiguar los efectos de la inflación.

Según las encuestas, el costo no lo estarían pagando sólo los ciudadanos, sino también el Presidente, que aún mantiene números favorables de desempeño.

“Estamos por el buen camino. Estos meses sé que para mucha gente han sido duros, que hemos tenido que tomar muchas decisiones, que no han sido tan simpáticas, pero créanme que además de dolerme lo hago convencido de que es el camino”, dijo Macri durante su visita a una fábrica de neumáticos en la provincia de Buenos Aires. Peña también se refirió al impacto de las últimas medidas: “Vivimos con mucha angustia y preocupación y ocupación la muy delicada situación que viven muchos argentinos”, aseguró el jefe de Gabinete, pero lo adjudicó al “costo de un reordenamiento”.

En los últimos meses, el Gobierno autorizó aumentos de 300% en el gas, del 375% para el agua, y mayores del 500% en la luz. Macri volvió a culpar al último gobierno. “Arrancamos con una inflación de 700% acumulada, y estamos revirtiendo ese proceso. Creer que 10 años desafortunados se pueden revertir en 100 días, es creer en magia”, aseguró.

Según el analista político y director de la consultora OPSM, Enrique Zuleta Puceiro, estas medidas de ajuste necesitan un correlato indispensable de medidas estructurales que no han tenido: “La evaluación de desempeño de Macri sigue siendo 30%positivo y 30% negativo, y arriba del 30% muestra una esperanza preocupada, que acompaña porque no hay alternativas. Por eso los apoyos siguen siendo de 70% a favor, 30% en contra, pero su política económica tiene apoyo mínimo del 25%”, dijo a este diario.

El Gobierno espera no tener que realizar nuevos tarifazos que alimenten la inflación que, confían, llegaría a su pico este mes y, aseguran, comenzaría a bajar en el segundo semestre. Para el denominado Índice Congreso, elaborado por legisladores de la oposición en base a datos de consultoras privadas, la inflación de marzo fue de 3,2% y en lo que va del año es de 11,6%. Para la UCA, la pobreza ya alcanza al 32,5% de los argentinos.

El Presidente habló un día después de recibir en Olivos a los representantes de las CGT, Hugo Moyano (Azopardo), Antonio Caló (Alsina)y Luis Barrionuevo (Azul y Blanca), que, aunque se retiraron más calmados, no estaban plenamente satisfechos. En la reunión les anticipó a los gremialistas medidas tendientes a paliar la situación inflacionaria. El fin de semana estaría anunciando la devolución del IVA en la canasta básica de alimentos para los sectores de menores ingresos y actualización de montos en las asignaciones familiares (ver aparte). “Espero que todos los líderes sindicales sean parte; los invité a ser protagonistas” de este proceso, dijo ayer Macri.

“reordenamiento de la economía”


Comentarios


El gobierno admite el ajuste, pero insiste en que va “en la dirección correcta”