El gobierno culpa a la cumbia villera por la inseguridad

Los deslices del gobierno a la hora de comunicar e interpretar la realidad se superan día a día. Al del presidente Kirchner referido a que la Argentina «es un país muy seguro» se sumó ayer el intento de atribuirle la culpa por crisis en seguridad a la cumbia villera.

El insólito argumento fue lanzado por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, uno de los encargados de instalar a diario el mensaje oficial en los medios.

Fernández mencionó a la «cumbia villera» como una de las causas de los altos índices delictivos que se padecen en algunas regiones de la Argentina.

«Hace diez años no había un programa de televisión que durante cinco horas difunda un tipo de música donde, en gran medida y por muchos momentos, se termina elogiando la acción delictiva», expresó el jefe de Gabinete.

Tras explicitar que se estaba refiriendo «a este fenómeno de la 'cumbia villera' y a este movimiento cultural entre comillas», Fernández vinculó esta corriente musical con el incremento de la inseguridad.

De este modo, el funcionario se refirió concretamente al programa «Pasión de sábado», que conduce Daniel «La Tota» Santillán y que difunde música tropical.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora