El gobierno de Saiz sólo tuvo el 28% de recursos libres el año pasado

Educación se llevó la mayor parte de fondos disponibles.





1
#

Saiz creó un ministerio para incentivar el turismo, pero le asigna cada vez menos dinero. El año pasado fueron sólo 8 millones.

2
#

La distribución de los recursos permite ver a los ganadores y perdedores en el gabinete de Saiz.

ADRIÁN PECOLLO

adrianpecollo@rionegro.com.ar

Las obligaciones por salarios, deudas y coparticipación municipal redujeron al 28 por ciento la libre disponibilidad de recursos para el gobierno de Río Negro en 2010.

Sobre esas asignaciones, Educación y Obras Públicas lograron primacías frente al retroceso de Salud, Turismo, Seguridad y Producción.

En el 2006 la provincia destinó a personal, pasivos y municipios un 66 de sus fondos pero el año pasado llegó al 72 por ciento. Ese crecimiento impacta en la participación de otras partidas públicas dentro de la ejecución presupuestaria, cayendo seis puntos desde el 34 por ciento que concentraban cuatro años antes.

¿Cuáles fueron las prioridades del gobierno de Miguel Saiz ante ese acotado escenario?

Educación concentró más de un 23 por ciento y Salud llegó al 9 por ciento. El ministerio a cargo de César Barbeito duplicó sus fondos en dos años, en tanto que la cartera sanitaria creció sólo un 14 por ciento. Turismo, siempre con bajas asignaciones, perdió recursos en referencia al 2008.

Los datos son reveladores sobre los ganadores y perdedores en las pujas dentro del gabinete a la hora de distribuir los recursos.

Esta revisión expone la ascendencia política sobre Saiz. Esta conexión explica los fondos logrados por el ahora candidato para la sucesión gubernamental.

En contrapartida, Cristina Uría no pudo revertir la regresión funcional en Salud, más allá de la recomposición salarial o las construcciones hospitalarias.

Ni hablar de Turismo donde Omar Contreras poco puedo modificar ante su deteriorado poder, profundizado a partir de las causas penales por presuntas irregularidades que afronta en la Justicia. De todas maneras, su continuidad es más inexplicable que el detrimento de Turismo.

Los Estados tienen dos funciones centrales: proveer ciertos bienes y servicios públicos, y promover la economía y la redistribución de la riqueza a partir de transferencias. Esas labores se instrumentan por los gastos dispuestos por los gobiernos.

En Río Negro la mayor erogación se concentra en el personal, que obviamente es el recurso para cumplir con las funciones estatales.

Es cierto también que hay áreas con escasez de agentes y otras sobredimensionadas. Lo real es que la partida salarial –en sus múltiples conceptos y adicionales- sigue su crecimiento en la participación de la disponibilidad pública. En el 2010, Río Negro destinó 2.469 millones a los salarios, equivale al 44 por ciento de los 5.604 millones ejecutados. Cuatro años antes, en el 2006, esa relación rondaba el 38 por ciento.

Inexistente maleabilidad ofrecen el pago de la deuda y la coparticipación a los municipios. Ambos rubros, sumados a la masa del personal, concentran la enorme mayoría de la disponibilidad estatal de dinero.

En concreto, esas tres partidas monopolizaron el año pasado el 72 por ciento de los recursos de Río Negro (más de 4.025 millones sobre los 5.604 millones). En el 2009 llegaron al 70 por ciento (2.812 millones sobre 4.036 millones), en el 2008 alcanzaron el 69 por ciento (2.423 millones sobre 3.500 millones) y en el 2006 el 66 por ciento (1.590 millones sobre 2.397 millones).

Así las cosas, esas intervenciones crecen y se reducen las disponibilidades operativas.


Comentarios


El gobierno de Saiz sólo tuvo el 28% de recursos libres el año pasado