El gobierno desacreditó al enviado de Obama

"No conoce el país y viene con preconceptos". Valenzuela y la embajadora bajaron el tono.



Los ministros más fuertes del gobierno nacional salieron ayer a desacreditar al funcionario de la administración de Barack Obama, Arturo Valenzuela, por tener “preconceptos” acerca de una supuesta situación de inseguridad jurídica en el país y por “tan poco conocimiento de la realidad de la Argentina”.

En su breve estadía en Buenos Aires, Valenzuela, secretario de Asuntos Hemisféricos del gobierno de EE. UU. advirtió sobre la “preocupación” de las empresas norteamericanas en el país por la “inseguridad jurídica” y “el manejo de la economía”, por lo cual reclamaron “cambios” para poder invertir. Ayer, ante la dura reacción del gobierno argentino, el enviado de Obama aclaró que “son los empresarios los que hablan de inseguridad jurídica y no necesariamente lo que piensa él”. (Ver recuadro)

En forma paralela, la embajadora de EE.UU. en Buenos Aires, Vilma Martínez, bajó el tono a la polémica (Ver recuadro)

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró que Valenzuela se maneja con “preconceptos” sobre el país y recordó sus pasadas críticas a algunas democracias latinoamericanas.

En tanto desde Copenhague, el canciller Jorge Taiana lamentó “que el doctor Valenzuela demuestre tan poco conocimiento de la realidad de la Argentina” Ante una consulta, Taiana aseguró que “las declaraciones de Valenzuela han sido poco afortunadas y menos afortunada ha sido aún la mención del período de la presidencia de (Carlos) Menem, del ´96, como un período de gran auge, cuando era exactamente el momento en que la Argentina se dirigía como un tren sin freno hacia la crisis más grande de su historia”.

Aníbal Fernández señaló que si la situación fuera como la descripta por el funcionario norteamericano, “no habría este nivel de inversión si existiera ese nivel de inseguridad jurídica”.

Por su parte, el embajador argentino en EE.UU.,Héctor Timerman dijo que “las declaraciones de Valenzuela marcan una posición ideológica de su parte” y aseguró que “nosotros le pedimos que abriera la agenda y se reuniera con la CGT y con el partido radical, pero él se reunió con Macri, de Narváez y Cobos; eligió interlocutores que están a la derecha del espectro político”.

Åñadió que “habrá que analizar cuales son los motivos, si hay un cambio o si es un intento de exigirnos una posición”.

(DyN y Télam)


Comentarios


El gobierno desacreditó al enviado de Obama