El gobierno estaría evaluando intervenir YPF

Weretilneck aseguró que puede quitarle concesiones.





Archivo

Otros tiempos. El titular de Repsol-YPF, Antonio Brufau, junto al entonces presidente Néstor Kirchner.

La ofensiva del gobierno nacional sobre YPF parece no tener fin. Sus ejecutivos están convencidos de que el mensaje presidencial de apertura de sesiones del Congreso del jueves podría ser el marco para que la presidenta oficialice algún tipo de intervención sobre la petrolera. Así lo aseguraron ayer a distintos medios fuentes empresarias de fluido diálogo con la familia Eskenazi, quienes si bien son accionistas minoritarios de YPF, tienen a su cargo las riendas de la petrolera argentina.

Los ejecutivos consultados aseguran que existe una clara sobreactuación del gobierno con el objetivo de armar un caso testigo, donde se busca demostrar que el Estado está obligado a intervenir.

Sin ir más lejos, fue la propia presidenta la que se ocupó del tema el 25 de enero (el día de su esperada reaparición en público tras su intervención quirúrgica), cuando acusó a “las petroleras” de no hacer las inversiones necesarias para asegurar el autoabastecimiento de combustibles. “Si las empresas petroleras en nuestro país hubieran mantenido o aumentado la producción, hubiera sido mejor”, dijo Fernández ese día. Con 58% de la distribución total de combustibles del país, YPF era la principal destinataria de las críticas.

Como antecedentes, se puede mencionar que el gobierno nacional ya intervino dos empresas: Metrogas y Transportadora Gas del Norte (TGN). En ambos casos las medidas fueron dispuestas por el Ente Nacional de Regulación del Gas (Enargas). La intervención de la distribuidora Metrogas había sido dispuesta en junio pasado, luego de anunciar el llamado a concurso de acreedores, mientras que en el caso de TGN, la intervención se dispuso a fines de 2008, tras incumplir el pago de obligaciones negociables por 22,1 millones de dólares. El caso de YPF es totalmente distinto a estos dos anteriores ya que no presentó en ningún momento problemas económicos o financieros para hacer frente a sus obligaciones.

Ofensiva de las provincias

Con este primer escenario armado, el Ejecutivo solicitó a las provincnias petroleras que inicien una ofensiva sobre todas aquellas áreas que YPF no está explorando ni explotando y que todavía mantiene bajo su dirección.

Tomando esta consigna de Nación, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, aseguró ayer que revertirá las áreas concesionadas a aquellas empresas petroleras que no hayan cumplido con las inversiones comprometidas en sus contratos, e identificó a YPF como “la que menos ha invertido”.

“Cuando todas las operadoras nos eleven información sobre sus inversiones y volúmenes de producción, tomaremos definición sobre las áreas concesionadas y sin duda revertiremos las de empresas que no hayan cumplido con sus compromisos”, aseguró. Precisó que “YPF años atrás era el principal inversor de la provincia, pero en estos últimos años, siendo el principal operador, no ha sido el que más invirtió, y eso implica menos producción, consecuentemente menos regalías, y fundamentalmente menos empleo”. “Estamos dispuestos a revertir concesiones”, insistió, y explicó: “las áreas son provinciales y fueron concesionadas para mejorar los recursos de la provincia, la calidad de vida de sus habitantes, y tenemos que hacer cumplir esto”. En diálogo con Télam, el mandatario indicó que las operadoras deberán elevar antes del 10 de abril “toda la documentación relativa a los yacimientos que tienen concesionados”. (Télam/Redacción Central)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El gobierno estaría evaluando intervenir YPF