El gobierno neuquino enfrenta ola de protestas



NEUQUEN (AN).- Una ola de protestas sacudió ayer el centro de esta ciudad. Estatales nucleados en la CTA, partidos de izquierda, desocupados y estudiantes secundarios ganaron las calles neuquinas con movilizaciones y piquetes que provocaron dificultades para circular por las calles de Neuquén.

Los reclamos se extendieron hasta Centenario, donde los beneficiarios de la Ley 2128 cortaron la ruta 7 que comunica esa la localidad con Neuquén capital.

Nada indica que hoy este escenario vaya a cambiar. Al mediodía comienza un paro de 36 horas organizado por los gremios estatales en defensa del ISSN, y a la misma hora se realiza una movilización.

La medida de fuerza, que amenaza con reducir al mínimo la actividad en los distintos organismos del Estado, fue convocada el miércoles último durante la asamblea provincial de afiliados a la entidad que se realizó en esta ciudad.

Ayer, la jornada de protestas tuvo distintos matices y pronunciamientos en esta ciudad. A tono con la campaña de boicot contra las firmas españolas lanzadas desde la CTA que conduce el estatal Víctor de Gennaro y la CGT disidente que lidera el camionero Hugo Moyano, los gremios estatales junto a los partidos de izquierda protagonizaron un acto de repudio contra Repsol-YPF y Telefónica donde no faltaron los encendidos discursos que rechazaron la política económica implementada por el gobierno nacional.

De todos modos, el acto contra la firma petrolera se realizó sin incidentes, ante la atenta mirada de un importante números de efectivos policiales que custodiaban el interior de la sede que la firma tiene en esta ciudad.

Durante la protesta, los gremios estatales volvieron a cargar contra la política de alianzas estratégicas que impulsa el gobernador Jorge Sobisch, que regresa hoy al país luego de la gira por Francia y Portugal. El titular del Ejecutivo neuquino, apenas descienda del avión, se encontrará con una provincia alborotada por el conflicto con los estatales y también por otras protestas encabezadas por desocupados.

La columna arribó a la sede de Repsol-YPF luego de un recorrido que incluyó un acto de repudio frente a la delegación local de Teléfonica. Los manifestantes desplegaron una bandera Argentina de varios metros de extensión que aportó el rasgo más distintivo de la protesta.

A unas pocas cuadras de allí, medio centenar de beneficiarios de los planes de empleo de Nación cortaban la calle Rivadavia, frente a la sede local del Anses, para apurar el pago de los subsidios de mayo. Los manifestantes, en su mayoría residentes del populoso oeste neuquino, cuestionaron el incumplimiento del gobierno nacional y subrayaron que los subsidios de 120 y 150 pesos son el único ingreso de unas 600 familias de esta capital.

Mientras tanto, unos 200 beneficiarios de la Ley provincial 2128 de la localidad de Centenario, que conduce el emepenista Luis Castillo, cortaron durante varias horas la ruta 7 en reclamo del pago de los 150 pesos de los subsidios de mayo. El piquete, ubicado a dos kilómetros de la primera rotonda de acceso a la localidad, obligó a los conductores a circular por los caminos alternativos.

A todo esto, integrantes de la Unión de Trabajadores Discapacitados y Desocupados de Neuquén -con el apoyo de la CTA- instalaron una carpa sobre la calle Formosa al 500, frente al domicilio del ministro de Desarrollo Social, Jorge Lara, quien integró la comitiva del gobierno neuquino en la gira por Europa. Los manifestantes exigen once puestos de trabajo y la viabilidad de los proyectos de empleo que presentaron meses atrás. Anoche, la casa del titular de la cartera de Desarrollo Social eran fuertemente custodiados por efectivos policiales.

Los estudiantes del EPET 6, por su parte, se movilizaron ayer a la mañana hasta Casa de Gobierno para reclamar que las obras de ampliación del edificio, programadas para octubre del año último, se inicien lo antes posible. En tanto, los alumnos solicitaron a través de un petitorio, que el gobierno neuquino autorice el dictado de los talleres en trailers mientras se realiza la remodelación del establecimiento.

Los estudiantes de esta escuela ya habían protestado la semana anterior ante el Consejo Provincial de Educación por el mismo motivo.

Mapuches y Repsol negocian una salida al conflicto en un yacimiento

NEUQUEN (AN).- Cumplidas 48 horas del corte de los accesos a la planta de gas de Loma de la Lata, mapuches y representantes de la empresa Repsol-YPF se reunirán hoy al mediodía en un lugar a designar, con la intención de acercar posiciones y ponerle fin a la protesta.

El horario preciso y el lugar se definirá hoy a la mañana aunque la idea general es que el encuentro tenga como sede al municipio de Añelo, un lugar considerado neutral.

El martes poco después de las seis de la mañana, las comunidades mapuches Paynemil y Kaxipayiñ bloquearon los cuatro accesos a la planta de gas que la empresa española tiene en Loma de la Lata. Y allí se mantienen sin objetar la salida de los operarios ni el ingreso de alimentos, pero impidiendo que entren los relevos de personal. Piden que Repsol abra el diálogo para redefinir las condiciones de trabajo en el yacimiento hidrocarburífero. Desde la empresa recuerdan que cada vez que se dispusieron a hablar hubo inconvenientes que imposibilitaron acercamientos. Y advierten que en una oportunidad un directivo que llegó desde España no fue recibido por los mapuches.

Dentro de la planta hay unas 35 personas, en su mayoría operadores, que tendrían que haber vuelto a sus casas el martes finalizado su turno laboral. Anoche, a campo traviesa, hubo un grupo de reemplazo que entró a la planta evitando el piquete que mantienen los mapuches en el acceso principal.

La protesta, que se realiza con temperaturas bajo cero, mantendrá hasta que se defina una agenda de trabajo, explicó Verónica Huilipán, dirigente de la Confederación de Organizaciones Mapuches (COM) que participa del reclamo.

Huilipán comentó que las negociaciones y contactos con la empresa están a cargo del abogado Mariano Mansilla y su equipo de trabajo. No obstante, las decisiones se toman en las asambleas que se realizan en el piquete. "Pueden entrar comida y pueden salir cuando quieran, no puede ingresar más personal", agregó la dirigente.

El conflicto entre los mapuches de Loma de la Lata y Repsol-YPF son históricos, y se agravaron en los últimos meses. En el medio hubo cortocircuitos que derivaron en guerra judicial.


Comentarios


El gobierno neuquino enfrenta ola de protestas